MANTENDRÁ EL CONVENIO CON LA OENEGÉ

El Gobierno se desmarca de VOX y hace público su apoyo a DIGMUN

El Gobierno se desmarca de VOX y hace público su apoyo a DIGMUN
Actos de Digmun con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo./archivo
Actos de Digmun con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo./archivo  

“El Gobierno de la Ciudad no se está planteando suprimir del Presupuesto la subvención que se le concede a la Asociación Digmun, tal y como se ha sugerido por parte de determinados grupos políticos de la Asamblea”, arranca un comunicado que ha emitido el Ejecutivo local este mismo sábado a última hora de la tarde. El pronunciamiento público, se sabía en privado desde hace días, supone el primer plante por parte del Gobierno a las exigencias de VOX para seguir apoyando cuestiones fundamentales como la modificación de crédito que va a Pleno esta próxima semana o los próximos presupuestos generales de la Ciudad.

Tanto así, que el comunicado del Gobierno parece alinearse más con la posición de Caballas que llegó a amenazar con acudir a la Fiscalía si el Ejecutivo dejaba de atender su obligación de dotar de educación a estos menores, cuestión que venía atendiendo gracias al convenio de colaboración con la oenegé, Medalla de la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Así, el Gobierno recuerda que el pasado 3 de agosto el portavoz del Consejo de Gobierno informó públicamente de la renovación del acuerdo con Digmun, lo que supone para el Ejecutivo “muestra de la voluntad de dar continuidad a la colaboración con esta entidad, con la que mantiene un convenio que permite el desarrollo de las aulas de inmersión lingüística y de los talleres de alfabetización que se imparten a los menores extranjeros que están bajo la tutela de la Ciudad Autónoma y a los que, por lo tanto, hay una obligación legal de atender también desde el punto de vista educativo”.

Y esa obligación, recuerda el Gobierno, la proporciona la Ciudad Autónoma a través de esta asociación. “Un número importante de estos menores -el 86 % tiene más de 16 años- no puede acudir a centros de enseñanza reglada, entre otras circunstancias por su falta de conocimiento del idioma, siendo necesario un apoyo socioeducativo que la Ciudad proporciona en la actualidad a través de esta asociación”, recoge el comunicado del Gobierno.

Aún así, el tema coleará la próxima semana, VOX tiene una interpelación en la sesión de Control al Gobierno del Pleno previsto para el miércoles cuyo contenido se anuncia en el orden del día como “relativa a conocer la situación de los fondos que recibe Digmun”.

Sin ir más lejos la formación ha insistido este sábado aireando un comunicado (a este medio de comunicación la formación mantiene su veto y no remite sus notas de prensa) en el que abunda en esa interpelación prevista y ha aireado a través de sus redes sociales. La formación quiere saber “¿con qué objetivo se destina más de 100.000 euros a Digmun?”. Y en lo que parece una contradicción evidente entre pedir la retirada de los fondos, como ha hecho con contundencia estos últimos días afirma ahora que “quiere conocer qué actividades lleva a cabo esta asociación y a qué público van dirigidas, así como una justificación del gasto de estas actividades”. Cuestiones que deberían de estar incluidas en la memoria que suele acompañar a los convenios y a las que VOX al tener representación parlamentaria tiene derecho a acceder.

Durante toda esta semana, de hecho, la formación de Juan Sergio Redondo ha mantenido en redes una actitud beligerante con el asunto DIgmun. Así, el propio Redondo no dudó en replicar el anuncio de Ali de que iría a la Fiscalía si se dejaba de atender la obligación de educar a estos menores tutelados por la Ciudad. “Pues venga que para mañana es tarde. Arreando que es gerundio”, le contestó Redondo a Alí en Twitter.

El número de dos de la formación, Carlos Verdejo, también en Twitter, hace tres días tuvo el siguiente diálogo con la oenegé que salió al paso de un tuit suyo.

Verdejo: “Caballas ha entrado en pánico por una interpelación de VOX sobre Digmun. Magnífica señal.

Las asocaiciones marroquinizadoras que tanto daño han hecho durante años deben dejar de recibir subvención. Expondremos todo el caso públicamente en el pleno del próximo miércoles”.

La oenegé Digmun tiró de sentido del humor e ironía para replicarle: “Puedes pasar cualquier mañana que quieras de 9 a 14 horas por nuestra sede en la barriada de la estación y ver como trabajamos marroquinizando a todo el que viene”.

Y Verdejo agradeció la invitación declinándola y les lanzó otra: “Ya os tenemos bien estudiados. Vosotros podéis pasaros de 8.30 a 14.30 por nuestra oficina en el ayuntamiento y os explicamos todo el daño que hacen los MENA a Ceuta. Un saludo”.

El Gobierno se desmarca de VOX y hace público su apoyo a DIGMUN