ACUERDO LIMPIEZA PÚBLICA

El Gobierno avala el plan de Trace para, con máquinas, contratar menos y pagar mejores sueldos

El Gobierno avala el plan de Trace para, con máquinas, contratar menos y pagar mejores sueldos
vivas micros rueda
Vivas, este miércoles, durante su comparecencia.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha explicado este miércoles qué fue lo que firmó casi a medianoche su Ejecutivo con la empresa concesionaria del servicio público de limpieza viaria para desactivar en apenas media hora la huelga indefinida que habían programado los sindicatos del sector, que finalmente consiguieron un Convenio de un año de vigencia con subida salariald el 3,2% (efectos retroactivos desde el 1 de enero) y un día de asuntos propios retribuido más al año.

Los alrededor de 420.000 euros que le costará a Trace asumir esas nuevas condiciones salariales saldrán, según ha explicado el líder del Ejecutivo local, de los buenos ojos con los que la Administración se ha comprometido en "una declaración de intenciones que no compromete la modificación del contrato" a ver la propuesta de la empresa para "mejorar rendimentos y reducir absentismo" en la prestación "con maquinaria y nuevas tecnologías sostenibles medioambientalmente".

Traducido, el Gobierno permitirá a la compañía establecer "equivalencias" entre las jornadas de trabajo efectuadas por personas y las que harán máquinas para, a costa de contratar menos gente para cubrir bajas, vacaciones, servicios especiales, etcétera, pagar mejor a los que ya están en la plantilla.

Vivas ha querido dejar claro que su Gobierno "se volcó" durante el fin de semana para propiciar un acuerdo "sin sustituir los papeles fundamentales que debían jugar empresa y representantes de los trabajadores" y ha agradecido la "responsabilidad" demostrada por ambas partes para llegar a un pacto sin paro más allá de 37 minutos simbólicos.

En relación con la auditoría que el Ejecutivo prometió elaborar en septiembre para tener en dos meses, Vivas ha argumentado que la parte económica "está hecha" y la técnica "terminándose". Ahora lo que ha surgido es la necesidad de elaborar un análisis jurídico a petición de Trace sobre si el contrato firmado en 2013 es "de concesión o de prestación de servicios".

"En todo esto no hay nada que no se pueda contar: somos transparentes por obligación y por deseo", ha resumido el presidente, que ha tenido palabras de alabanza para el trabajo de la plantilla de Trace heredada a su vez de Urbaser, "protagonistas en el salto cualitativo que ha dado el servicio el Ceuta".

El Gobierno avala el plan de Trace para, con máquinas, contratar menos y pagar mejores sueldos