CRISIS FRONTERIZA

El Gobierno de Sánchez prepara un plan para combatir la asfixia económica de Ceuta y Melilla por Marruecos

El Gobierno de Sánchez prepara un plan para combatir la asfixia económica de Ceuta y Melilla por Marruecos
Un Guardia Civil, impotente ante la entrada de miles de marroquíes a nado ppor la frontera del Tarajal-1
Un Guardia Civil, impotente ante la entrada de miles de marroquíes a nado por la frontera del Tarajal, en una imagen tomada el pasado 18 de mayo en el espigón del Tarajal.
El diario El País desvela los planes del Gobierno para combatir la estrategia Marruecos de lograr la asfixia económica de las ciudades autónomas y reducir la brecha social

“España dejará de estar a la defensiva en Ceuta y Melilla”. Así arranca El País la exclusiva en la que adelanta los planes del Gobierno de Sánchez para activar un plan para combatir la estrategia Marruecos de lograr la asfixia económica de las ciudades autónomas, pero no solo, también para combatir la creciente brecha social, el avance de la xenofobia a la sensación de “desconexión” con el resto de España.

Lo detalla un informe al que ha tenido acceso el diario nacional en el que se alerta del deterioro de la situación social en ambas ciudades, con una creciente brecha social” y alarmantes sentimientos xenófobos  que están expandiendo la idea de que la sanidad, la educación y los servicios sociales están “a disposición de los extranjeros”. 

Desde que el 17 de mayo Marruecos rompiera la baraja propiciando la entrada de miles de sus nacionales a modo de chantaje a España, provocando un escándalo internacional y el cierre de filas de la Unión Europea frente a Rabat, el escenario parece haber dado un brusco giro, saliéndole el tiro por la culata al Reino Alauita. Ahora, Ceuta y Melilla, que llevan años denunciando esta situación, han pasado por fin a ser una prioridad española, con un plan estratégico que estará listo “antes del verano”, según asegura El País citando fuentes gubernamentales.

Fiscalidad y turismo

El informe, que no concreta ninguna de las las medidas que se plantearán, sí ofrece ya una hoja de ruta de las intenciones de España apuntando a la maximización de los beneficios fiscales “para impulsar nuevos sectores de actividad”, en particular el turismo y el juego online, en sintonía con los planes que ya apuntó el Gobierno de Vivas. El Gobierno de Sánchez aboga también por mejorar las conexiones con la Península y generar un área de “prosperidad compartida”, un modelo de desarrollo que el Gobierno central ha venido aplicando las relaciones con Gibraltar tras el Brexit.

Inclusión en Schengen y la Unión Aduanera

Como ya adelantara el secretario de Estado para Unión Europea en su visita a Ceuta, el primer paso del Gobierno en este sentido pasa por la inclusión ambas ciudades autónomas no solo en el espacio Schengen de la UE sino también la UE. Una medida que supondría pedir visado a todos los marroquíes que viven en las provincias limítrofes de Ceuta y Melilla, para, entre otros objetivos, impedir el uso que hacen de los servicios básicos de la ciudad, especialmente Sanidad y Educación, una presión migratoria que ha provocado “una saturación” de los servicios públicos y la sensación creciente entre los ceutíes de que estos servicios son finalmente “para los extranjeros”. “Numerosos fraudes relacionados con la residencia efectiva y los derechos son uno de los elementos que alimentan susceptibilidades entre comunidades y contribuyen a la polarización y a dificultades de convivencia. (…) Los casos de fraude y abuso y la tensión que generan en los servicios públicos despiertan sentimientos xenófobos y desapego hacia el Estado entre la población [local], que siente que los servicios públicos son de menor calidad que la media nacional y se ponen a disposición de extranjeros”, recoge el diario nacional citando el informe del Gobierno.

El Gobierno de Sánchez prepara un plan para combatir la asfixia económica de Ceuta y Melilla por Marruecos