"ESTOY EN PRIMERA LÍNEA"

El consejero de Sanidad no cree que haya hecho "nada malo" y descarta presentar su dimisión

El consejero de Sanidad no cree que haya hecho "nada malo" y descarta presentar su dimisión
guerrero
Guerrero, este jueves, durante su comparecencia ante los medios.
Guerrero considera que está incluido el epígrafe de personal de Salud Pública que gestiona la pandemia, considerado colectivo prioritario para inmunizarse, y subraya que “llevo casi un año gestionando esta pandemia en primera línea: he estado en las trincheras, me he remangado, y nadie puede negármelo”.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Ceuta, Javier Guerrero, no piensa dimitir porque no cree que haya hecho "nada malo". Este jueves ha comparecido ante los medios en rueda de prensa visiblemente emocionado por el respaldo recibido dentro y fuera de su departamento y ha explicado que si "hace tres o cuatro días" se puso la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus, como otros nueve altos cargos y trabajadores del área que dirige, fue “sin saltar ningún protocolo o estrategia”, sino “como personal de Salud Pública que trabaja en la gestión directa de la pandemia”.

El miembro del Ejecutivo local ha descartado que valore presentar su dimisión y ha confesado que “yo no quería vacunarme, a mí no me gustan las vacunas, pero mis técnicos me lo recomendaron y me lo pidieron, me dijeron que si no lo hacía ellos tampoco, también por mi vulnerabilidad con mi diabetes, mi corazón y mi tensión”.

Guerrero, que compagina su cargo con el ejercicio de la medicina privada desde finales de 2019, ha subrayado que “el Ministerio incluye al personal de Salud Pública que trabaja en la gestión directa de la pandemia entre los colectivos a inmunizar con prioridad y eso se ha seguido al pie de la letra”.

Además, ha incidido en que en la ciudad "todos" los integrantes de grupos de máxima prioridad para vacunarse, como los residentes en geriátricos y el personal que les atiende, ya ha recibido su dosis si ha querido.

“Si analizamos ese epígrafe de la Estrategia Nacional debo decir que soy personal sanitario de la Consejería, así como la máxima autoridad de Salud Pública, e intervengo en la gestión directa de la crisis sanitaria”, ha señalado el consejero, que ha puesto de relieve que “llevo casi un año gestionando esta pandemia en primera línea: he estado en las trincheras, me he remangado, y nadie puede negármelo”.

“Si yo hubiera hecho mal no seguiría aquí, pero no he incumplido ningún protocolo, no he alterado la Estrategia del Ministerio y no ha hecho nada malo”, ha insistido al ser preguntado por si prevé abandonar su cargo y se ha negado a “comparar” su caso con el de su homólogo murciano que dimitió este miércoles.

El consejero de Sanidad no cree que haya hecho "nada malo" y descarta presentar su dimisión