La licitación de contratos menores, entre el ahorro, el interés privado y la comodidad política


La licitación de contratos menores, entre el ahorro, el interés privado y la comodidad política

- Hachuel reconoce que la Administración ha ahorrado dinero sacando a licitación todo gasto superior a 500 euros pero advierte de que dificulta o ralentiza el funcionamiento de la Ciudad en algunas ocasiones

- La decisión final sobre la reivindicación de los constructores se conocerá con las Bases de Ejecución del Presupuesto para 2016

Los constructores van a tener que esperar. El portavoz del Gobierno de Ceuta, Jacob Hachuel, ha venido a decir este viernes que la controversia sobre si todos los gastos de la Ciudad por más de 500 euros deben seguir saliendo a concurso, como hasta ahora, o no, quedará pendiente hasta que se cierren las Bases de Ejecución del Presupuesto de la Administración local para 2016.

El consejero ha señalado que el Ejecutivo está valorando si pesa más el ahorro público conseguido y la "transparencia" ganada con esta política o el malestar de una parte de las empresas políticas, a las que parece gustar más la encomienda a dedo de antaño, y la incomodidad que genera a los políticos no poder comprar o adjudicar por la vía rápida.

Hachuel ha asegurado que es tan cierto que hay un ahorro como que los procesos de licitación dan "problemas" cuando algo tiene que ser resuelto con celeridad. Por ejemplo ha explicado que la seguridad privada para las vivienda de Loma Colmenar no pudo contratarse por eso. El Gobierno de Ceuta puede acogerse a las vías de urgencia o emergencia, pero ahora necesita que los técnicos le den su aprobación y no siempre lo hacen. Levantando ese suelo de 500 euros, los consejeros podrían volver a actuar con menos bridas.

A preguntas de los periodistas sobre el conflicto, el portavoz se ha excusado en que en febrero "no estaba" en la Asamblea para justificar que "desconociese" el Acuerdo Plenario de febrero al que apela el sector patronal de la Construcción y que supuso la aprobación inicial de la supresión de la obligación de sacar a licitación todo gasto superior a 500 euros después de que ya se derogase la intención inicial de hacerlo con todo desembolso superior a uno.

La Ciudad Autónoma adjudicó durante los dos primeros tercios de este año un total de 547 contratos menores de obras, servicios y suministros por los que comprometió un gasto de 2,39 millones de euros, un 28% menos de lo presupuestado inicialmente. El ahorro obtenido roza el millón de euros. Se licitaron y adjudicaron 347 contratos menores de suministros por 1,26 millones de euros que se habían sacado a concurso inicialmente con un presupuesto de 1,73 millones. En obras se encargaron 28 contratos por algo más de 388.000 euros. El presupuesto global de licitación se elevaba a 619.501,34 euros, un 38% más. Finalmente se tramitaron 172 contratos de servicios por 750.168 euros, un 23% menos de los 971.828 euros de presupuesto de salida.

Lea también:

- Los constructores amenazan al Gobierno si no deja de sacar a concurso las obras de más de 500 euros

- La Ciudad ha ahorrado un millón sobre lo presupuestado con los concursos de los contratos menores

- Carreira empeña la palabra del Gobierno por la "transparencia" en los contratos menores de la Ciudad

- La Ciudad invitará a todas las empresas y autónomos de Ceuta a competir por sus contratos menores

- La Ciudad ha ahorrado un 7,4% en los 14 contratos menores a concurso adjudicados este año

- El PSOE augura que Vivas volverá a "obsequiar" con los contratos públicos "a sus incondicionales"

- Los constructores anuncian "medidas drásticas" a la Ciudad por sacar a concurso todos sus contratos

- Carreira elevará a 500 euros el suelo para sacar a licitación durante 7 días los gastos de la Ciudad

- Los socialistas consideran que sacar a concurso también los contratos menores es "una ocurrencia"

La licitación de contratos menores, entre el ahorro, el interés privado y la comodidad política