"SI NO QUIEREN FELICITAR EL RAMADÁN, QUE NO CUENTEN CONMIGO"

Dos miembros de la gestora abandonan VOX por motivos “políticos y morales”

Dos miembros de la gestora abandonan VOX por motivos “políticos y morales”
Claudia Avendaño y Carlos Alonso, tercera y cuarto por la izquierda, en la presentación de la gestora de VOX en Ceuta.
Claudia Avendaño y Carlos Alonso, tercera y cuarto por la izquierda, en la presentación de la gestora de VOX en Ceuta.

Las primeras disensiones en VOX se han llevado con suma discreción. Más de un mes y medio ha tardado en saberse que han abandonado la formación los abogados Carlos Alonso y Claudia Avendaño, del bufete Alonso y Hiecke, los dos nombres propios más conocidos de la gestora que dirige la formación de ultraderecha en Ceuta. Los motivos son “políticos y morales”, explica Alonso.


Alonso, socio fundador del bufete Alonso Hiecke, y su mujer, directora ejecutiva del mismo, dejaron sigilosamente la formación hace aproximadamente mes y medio. Este miércoles 2 de enero rompió el silencio en redes sociales. “Os comunico la decisión que adoptamos Mara (María Claudia Avendaño) y yo de dimitir de la gestora de VOX hace algún tiempo. Nuestro camino no es la política, sino trabajar por Ceuta y por España, día a día, entregándonos a nuestro trabajo como siempre hemos hecho. La abogacía es mi vocación, mi pasión y como entiendo que puedo servir mejor al bien de mi gente”, anunciaba a través de su cuenta de Facebook.

“VOX transmite unas ideas, pero aquí no tienen aplicación práctica y considero que este partido no va a ser capaz de solucionar los problemas de Ceuta”.

El 15 de noviembre Alonso y Avendaño abandonaban la gestora de VOX y el grupo de Whatsapp que tenía con los ya ex compañeros de partido, cosas de la política moderna. Era la respuesta a un desencanto político y moral. En el terreno político, explica desde su bufete a Ceuta al Día, está la evidente carencia de un programa político para Ceuta. “Creía que en ese partido podría haber una alternativa de Gobierno para la ciudad que necesita medidas concretas, pero no tiene programa político para Ceuta y las próximas elecciones son en Ceuta no en Madrid. Y no voy a firmar un cheque en blanco”, resume, “VOX transmite unas ideas, pero aquí no tienen aplicación práctica y considero que este partido no va a ser capaz de solucionar los problemas de Ceuta”.

En Madrid viven en otro mundo, no conocen la realidad de Ceuta”, insiste recordando que durante toda su vida, desde sus abuelos, se ha convivido cvon musulmanes.

Y en el terreno moral, también lo tiene claro, muy claro. “Si se niegan a felicitar el Ramadán, Januka o Diwali, que no cuenten conmigo”. Alonso se declara católico y como tal, recuerda, se debe a la tolerancia hacia el prójimo, dice recordando la parábola del buen samaritano.  Un visión de la realidad de Ceuta que achaca a la directiva nacional de VOX, que marca a hierro el discurso y los programas siempre desde un punto de vista nacional. “En Madrid viven en otro mundo, no conocen la realidad de Ceuta”, insiste recordando que durante toda su vida, desde sus abuelos, se ha convivido con musulmanes. “Cultura solo hay una, luego cada cual que crea en lo que quiera”.

Sí comparte la visión de VOX sobre el problema de los menores extranjeros no acompañados (MENA) o sobre la inmigración ilegal, pero son cuestiones diferentes, advierte. “Lo que no se puede tolerar son las actitudes hostiles, de un cristiano hacia un musulmán, o de un musulmán a un judío… Da igual.”

“En el partido solo hay un empresario, el resto son funcionarios”, resume. “Todo no es el sector público, hace falta una visión real”

Entre los muchos problema que padece Ceuta, Alonso pone el foco en los económicos. Como devoto del liberalismo, se confiesa desencantado con los populares ceutíes. “La política del PP en Ceuta no se corresponde con eso, ni siquiera con la política del partido a nivel nacional”, lamenta. Y tampoco en este terreno VOX ofrece solución práctica alguna. “En el partido solo hay un empresario, el resto son funcionarios”, resume. “Todo no es el sector público, hace falta una visión real”, reivindica, reprochando de paso al Gobierno de Vivas su escaso apoyo al emprendedor, a las nuevas empresas y que en “casi veinte años no hayan sido capaces de atraer ni una sola gran inversión”. “Sé lo que quiero para Ceuta y sé que ese partido no me lo va a dar”, resume el abogado y ya ex miembro de la gestora de VOX en Ceuta.

“No había apoyado a ningún partido y no voy a apoyar a ningún otro”, zanja Alonso, asegurando que, pese a todo, no se siente escarmentado. “No me he dejado escarmentar”. No tengo aspiración política, no tenía intención ni de ir en las listas, gracias a Dios mi trabajo no me lo permitía, mi manera de contribuir a la sociedad es mi trabajo, que es mi vocación, arreglar problemas.

Dos miembros de la gestora abandonan VOX por motivos “políticos y morales”