Los parlamentarios nacionales por Ceuta publican sus declaraciones de bienes en las Cortes


Los parlamentarios nacionales por Ceuta publican sus declaraciones de bienes en las Cortes

- El diputado, que declara unos ingresos de más de 111.000 euros el año pasado como delegado de Hacienda en la ciudad, cobrará ahora algo más de 4.600 euros mensuales sumando asignación e indemnización

- Congresistas y senadores ven cubiertos sus gastos de desplazamiento y disponen de un teléfono móvil corporativo, una tableta y un ordenador portátil

El Congreso de los Diputados y el Senado han publicado ya las declaraciones de bienes de los parlamentarios nacionales, entre ellos las de los elegidos en la circunscripción de Ceuta, Juan Bravo, Guillermo Martínez y Fatima Mohamed, cumpliendo el acuerdo adoptado en 2011 que, con el propósito de “dar la mayor transparencia posible” a las relaciones de bienes, intereses y actividades de los electos, obliga a dar publicidad a las mismas.

El nuevo diputado nacional por Ceuta, casado en régimen de gananciales, declara haber percibido el año pasado algo más de 111.000 euros netos de la Agencia Tributaria como su delegado en la ciudad autónoma. El diputado ingresó 525 euros en concepto de intereses de cuentas bancarias y recibió una “imputación inmobiliaria” por importe de 136,68 euros. El año pasado pagó 18.146 euros por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Bravo posee dos plazas de aparcamiento en Jaén que adquirió hace trece años, casi 5.000 euros en acciones del BBVA y algo más de 70.200 euros en cuentas corrientes, de ahorro o financieras y casi 25.000 en fondos de inversión y planes de pensiones. Tiene un coche comprado hace siete años y le quedan por pagar casi 60.000 euros del préstamo hipotecario que, por 144.242 euros, concertó en 2002. Su declaración de actividades está “pendiente de acuerdo definitivo del Pleno” sobre su compatibilidad.

A partir de ahora como congresista cobrará la asignación constitucional (idéntica para todos) de 2.813,87 euros mensuales y una indemnización exenta de tributación de 1.823,86 como no electo por Madrid para cubrir gastos. En su caso se añaden complementos si desempeña algún cargo por ser miembro de la Mesa o de la Junta de Portavoces de la Cámara o de alguna Comisión. También se retribuyen los gastos de transporte en un medio público o con su propio automóvil (25 céntimos por kilómetro.

Senadores

Guillermo Martínez, también casado en gananciales, declara unas retribuciones el año pasado, cuando pagó más de 6.500 euros por el IRPF, de 53.428 euros como trabajador de la Sociedad de Fomento PROCESA. Posee una vivienda con plaza de garaje y trastero que compró en 2003 [debido a una errata en el documento figura de 2013] y cuenta con casi 7.000 euros en una cuenta corriente. Del préstamo hipotecario que concertó en 2008 por 170.000 euros todavía figura como pendientes un total de 137.463. Su coche ya tiene ocho años.

Fatima Mohamed, soltera, cobró el ejercicio pasado 46.352 euros de la Asamblea (como vicepresidenta Segunda de la Mesa y diputada) y pagó 5.082 de IRPF. Sus depósitos en cuentas de ahorro a largo plazo o corrientes rozan los 33.000 euros.

La asignación constitucional idéntica para todos los senadores asciende a 2.813,91 euros al mes. La indemnización tiene una cuantía mensual de 1.822,38 euros para los de circunscripciones distintas a Madrid. Como la Cámara Baja, el Senado cubre los gastos de transporte y facilita a sus miembros teléfono móvil corporativo en el que reciben las convocatorias por SMS, un ordenador portátil y una tableta para la presentación electrónica de iniciativas.

Los parlamentarios nacionales por Ceuta publican sus declaraciones de bienes en las Cortes