El Pleno aprueba sin consenso su nuevo Reglamento, que no incluye diputados con dedicación exclusiva

El Pleno aprueba sin consenso su nuevo Reglamento, que no incluye diputados con dedicación exclusiva
Todos los grupos de la oposición salvo Ciudadanos han votado en contra.

- PP y C's votan a favor del texto, que establece la celebración de dos Sesiones Plenarias Ordinarias, una para el debate de propuestas y otra de fiscalización, en horario matutino

- El PSOE alega faltas de ortografía y de debate más sosegado para votar en contra y el MDyC se ve ante "una aberración política para salvarse de la quema judicial"

- Caballas alerta a la Cámara de que degrada la actividad política al no ser capaz de ponerse de acuerdo ni siquiera sobre "cuatro reglas de mierda sin ningún interés para la ciudadanía"


El Pleno de la Asamblea ha aprobado este miércoles con los únicos votos a favor del PP y Ciudadanos su nuevo Reglamento, que establecerá la celebración de dos Sesiones Plenarias al mes, una para el debate de propuestas del Gobierno y de la oposición y otra de control al Ejecutivo local, solamente en horario matutino, con limitación de iniciativas por Grupo y con tiempos de intervención menos flexibles.

El posible consenso fraguado en la Comisión Especial encargada de su redacción se ha frustrado a última hora por la negativa del PSOE a votar a favor, oficialmente por faltas de ortografía o redacción y falta de tiempo para confeccionarlo con más tiempo. Ante esa posición, la consejera de Hacienda, Susana Román, ha enmendado el texto y ha suprimido la introducción de la figura del diputado con dedicación exclusiva (a razón de uno como mucho por Grupo para cubrir a quienes solo se dedican a la política pero no cotizan como sí lo hacen los que forman parte del Ejecutivo o la Mesa Rectora) que precisamente los socialistas habían reclamado y de la que se hubiera podido beneficiar Nuria Miaja, entre otros electos, viendo satisfechas sus cotizaciones a la Seguridad Social.

El PP también ha decidido no renunciar a la inclusión en el texto del viceconsejero no electo, que la oposición era partidaria de eliminar y de la que el Gobierno había decidido prescindir hasta que se ha cortado el "café para todos" que se había intentado cocinar hasta última hora. Tal y como había anunciado que haría, al naufragar la unanimidad Caballas ha considerado que tampoco podía renunciar votando a favor a sus "principios", que pasaban por devolver a Pleno las competencias de Contratación y Recursos Humanos o por limitar las retribuciones y el número de asesores, y se ha pronunciado en contra.

Aróstegui ha lamentado, eso sí, el triste espectáculo que ha dado la Cámara al no ser capaz de pactar siquiera "cuatro reglas de mierda de funcionamiento que no tienen el más mínimo interés para la ciudadanía". "Es un mal de esta ciudad que el diálogo y el entendimiento se tomen como traición o corrupción y estamos empequeñeciendo a un ritmo alarmante la actividad política en una competición entre partidos para descalificar, desgastar y desprestigiar al adversario", ha criticado el localista.

Desde el punto de vista de la formación que lidera Mohamed Ali es para preocuparse que "si no nos podemos ponernos de acuerdo sobre esto, cómo vamos a hacerlo sobre cambios económicos, sociológicos o culturales de calado".

El MDyC también ha votado en contra, en su caso porque el documento elaborado le parece "una aberración política para salvarse de la quema judicial que se les avecina con su política de nombramientos de cargos políticos" y porque "limita la capacidad de fiscalización de la oposición y la de participación de la ciudadanía en un atentado a la normativa vigente".

Los asesores, el "caballo de batalla"

Román ha tildado de "lamentable" la intervención de Fatima Hamed, a la que ha acusado no tener "ni idea" del Reglamento "porque ni se lo ha leído ni ha acudido a la Comisión ni ha trabajado por el consenso". "Lo único que tengo del MDyC son tres folios en busca del mantenimiento de un circo pero los ciudadanos merecen una Asamblea que trate asuntos de cierto calado y usted la marquesina de turno puede pedírsela al consejero", ha argumentado la consejera, a la que la localista ha tachado de "dictadora".

El diputado de Ciudadanos (C's), Javier Varga, ha votado a favor respetando la palabra dada y ha reconocido que si bien el texto final no es el que su formación hubiese redactado, lo mismo que ha dicho Caballas, ha valorado que "este Reglamento tampoco debe ser el de C's ni el de ningún partido sino el de una Asamblea con cinco grupos". Finalmente el Gobierno local no ha enmendado la estructura de asesores de cada partido aunque pensó incluir una estructura por tramos para que quienes cuentan con entre 1 y 3 diputados no dispongan de más de un eventual y no 3, como ahora).

"El caballo de batalla de este tema han sido los eventuales y al final hemos conseguido una fórmula 'cómoda' para la oposición", ha afirmado en su segunda intervención Román. "Hemos intentado proteger a todos los asesores, de nuestro partido pero también de los suyos", ha apelado directamente a la líder del MDyC, que según ha destacado "percibe ingresos de cinco fuentes distintas".

El Pleno aprueba sin consenso su nuevo Reglamento, que no incluye diputados con dedicación exclusiva