TASAS GOOGLE Y TOBIN

La senadora de Vox por Ceuta vota con PSOE, Podemos e independentistas contra la singularidad de la ciudad autónoma

La senadora de Vox por Ceuta vota con PSOE, Podemos e independentistas contra la singularidad de la ciudad autónoma
Yolanda Mérelos (Vox)
Yolanda Mérelos (Vox)  

El Pleno del Senado ha aprobado definitivamente esta semana los el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, conocido popularmente como ‘Tasa Google’y del Impuesto sobre las Transacciones Financieras, bautizado como ‘Tasa Tobin’. El objetivo es recaudar más 1.800 millones de euros desde enero de 2021. Pero la medida no tendrá en cuenta la especificidad de las ciudades autónomas ni el régimen especial de Canarias, como reclamaba el Grupo Popular reduciendo la tributación al 50 por ciento en esos territorios. Una iniciativa en la que el PP solo logró el apoyo de Ciudadanos y Cs. Vox, que sirve de apoyo al Gobierno de Ceuta, una de las regiones para las que se reclama un trato especial, rechazó las enmiendas populares.

Los tres senadores de Vox, entre ellos la senadora ceutí Yolanda Merelo, votaron en contra de la posibilidad de reconocer la singularidad de estos territorios con la reducción al 50% la carga impositiva de estad dos tasas de nueva creación en los territorios extrapeninsulares, al igual que sucede en el IRPF. Merelo y sus compañeros de Vox en la Cámara Alta (en representación de Murcia y Andalucía) rechazaron de plano las enmiendas del PP sumando sus votos a sus odiados socialistas, comunistas e independentistas: PSOE, Podemos, Más País, ERC, Junts Per Catalunya, Bildu, Regionalistas de Cantabria y Geroa Bai.

El PP proponía que se mantenga el estatus especial que tienen Canarias, Ceuta y Melilla en el sistema tributario español, algo que, denuncian, el Gobierno PSOE-Podemos "ha ignorado en los nuevos impuestos que están creando”. El PP pedía que los servicios digitales sujetos al nuevo impuesto que se prestasen a personas o empresas ubicadas en la Comunidad Autónoma canaria, así como en las dos ciudades autónomas, tributasen al 50%, es decir el 1,5% frente al 3% nacional en el caso de la Tasa Google y de un 0,1% frente al 0,2% nacional en el caso de las transacciones financieras efectuadas por residentes en las Islas Canarias, en Ceuta y en Melilla.

En el caso concreto de Ceuta y Melilla, desde el PP lamentaban la "falta de sensibilidad" del PSOE con el Régimen Económico y Fiscal de las dos ciudades autónomas y recuerdan que todos los incentivos para personas y empresas residentes en Ceuta y Melilla han sido iniciativas de Gobiernos del PP,  como la reciente bonificación al 50% en la tasa del juego, el incremento de la deducción a los residentes en el IRPF hasta el 60%, la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social, la modificación del Impuesto de Sociedades para fomentar inversiones en ambos territorios o el incremento de la bonificación al transporte a los residentes.

Pese a todo, el PP se quedó casi solo en el Senado, donde solo recabó el apoyo de Ciudadanos y Unión del Pueblo Navarro.

La senadora de Vox por Ceuta vota con PSOE, Podemos e independentistas contra la singularidad de la ciudad autónoma