CASO MASCARILLAS

La última defensa del Gobierno sobre las mascarillas también se cae: ya las pagó, al menos, a la mitad

La última defensa del Gobierno sobre las mascarillas también se cae: ya las pagó, al menos, a la mitad
Mascarillas del lote de 400.000 adquiridas a dedo./archivo
Mascarillas del lote de 400.000 adquiridas a dedo./archivo

Un argumento detrás de otro; una defensa detrás de otra; todo lo que el Gobierno ha venido proponiendo a la opinión pública desde que estalló el caso de las mascarillas para sostener que obró de modo correcto al comprar un lote de material sanitario valorado en 390.500 euros a un concesionario de coches de El Cuervo de Sevilla se va desmoronando para dar más valor a la denuncia (ya en la vía judicial) del MDyC. El partido estima que el Ejecutivo de Vivas habría podido pagar unos 225.000 euros de sobrecoste por dicho material, adjudicado a esta empresa a dedo por la vía del decreto de emergencia, sin concurso. El último en desmontarse es el de la demostración de que pagó sobre precio vía una nueva licitación (en realidad ya estaba desmontado el mismo día que lo estaban lanzando). La Consejería de Servicios Sociales que dirige Dunia Mohamed licitó, adjudicó y formalizó un contrato por tres lotes de material sanitario que incluían mascarillas quirúrgicas, como las 400.000 adquiridas, y el resultado del concurso logró un precio que es, como poco, algo menos de la mitad de los 0,64 euros pagados por cada mascarilla en el contrato que tendrá que estudiar la Justicia si hubo o no malversación y prevaricación. Y lo hizo sólo 4 días antes de que Vivas firmara el decreto de emergencia que consagró esta compra en entredicho. Alguien, Deu, Vivas o Guerrero, debió haberle preguntado.

A cada uno de los tres lotes en los que se dividió el concurso se presentaron 10 empresas. Ninguna de ellas es Car Broker Online Sl, la agraciada sólo un mes después con 390.500 euros en material sanitario, sin competir en precio con otra.

tabla concurso servicios sociales-630

Ya se conocía otro precedente. Otro consejero, el de Educación, Carlos Rontomé, ya había comprado tapabocas por 0,45 euros la unidad a una tienda local mediante un contrato menor. En este caso a los pocos días de que se firmara el decreto de emergencia. A pesar de eso, la propia vicepresidenta Primera del Gobierno, Mabel Deu, cuya firma avala los informes de la compra polémica a la tienda sevillana de coches, dijo públicamente el pasado 16 de octubre: “Es una licitación pública que está en procedimiento, pero si al abrir las ofertas se pudiera demostrar que el precio medio ofertado para la mascarilla IIR con índices de protección superiores fuese algo o bastante inferior, la Ciudad tratará por el procedimiento legal oportuno de no abonarlo”. Ya se puede poner manos a la obra. Y tal vez en eso está el Gobierno, dado que al empresario que vendió el famoso lote de material sanitario se la ha visto ya al menos en dos ocasiones en los aledaños de Presidencia del Palacio Autonómico en las últimas semanas.

Eso sí, Deu matizó entonces (seguramente sea el próximo clavo ardiendo) que el Gobierno busca el precio comparativo de las mascarillas IIR vía licitación pública. Si bien, en el expediente de emergencia no se especificaba el tipo de mascarilla quirúrgica requerida, como en el de Rontomé o el de Servicios Sociales.

En un sentido parecido al de Deu se reiteró, el portavoz del Ejecutivo, Alberto Gaitán, aludiendo a esa licitación aún en curso. El Gobierno Lleva más de un mes evaluando las ofertas presentadas al mismo (50 licitadores según una fuente de la Ciudad Autónoma). Más de un mes es el tiempo que ha pasado desde que se abrieron los sobres sin que ni Gaitán, ni nadie en el Gobierno parezcan conocer aún a cuánto han ofertado los licitadores las mascarillas.

Rontomé había comprado las mascarillas para la Biblioteca mediante la fórmula del contrato menor a los 4 días de que se firmara el decreto de emergencia y se diera por buena la oferta que cifró en 0,64 euros la unidad un lote de 400.000 mascarillas. Él lo hizo a 0,45 euros cada tapaboca. En el caso de Servicios Sociales el caso es aún más grave y más perjudicial para los intereses del Gobierno. El concurso no sólo viene a cuestionar el precio, sino incluso la necesidad de la urgencia para la compra.

La consejería de Servicios Sociales publicó el concurso el 5 de agosto, dando de plazo hasta el 19 de ese mismo mes para la presentación de ofertas. Adjudicó los tres lotes el día 24. Y formalizó los contratos el día 31 de agosto. Todo en menos de un mes. Y todo más barato. Tanto que el precio de la mascarilla quirúrgica, que el Gobierno compró a razón de 400.000 unidades a 0,64 euros la unidad y que el MDyC ha llegado a encontrar a 0.20 euros, en el concurso de Servicios Sociales se queda, en el lote y el supuesto más caro, a 0,30 euros (menos de la mitad de lo que pagó el Gobierno en una adjudicación sin concurso sólo 4 días después de la formalización de estos contratos). Como poco, al Gobierno le falta coordinación.

Estos son los lotes que licitó Servicios Sociales y sus adjudicatarios:

Lote 1. Destinado a la Residencia de Mayores Nuestra Señora de África.

18.000 mascarillas quirúrgicas.

2.500 mascarillas FPP2, N95 o KN95.

100 litros de alcohol de 96 en envases de 1 litro.

135 litros de solución hidroalcohólica, en envases de 5 litros.

El lote entero lo valoró el Gobierno en 14.250 euros. Se lo llevó la empresa Medical Simulator SL por un precio de 5.532,50 euros (con el IPSI del 0% incluido). Si tan sólo hubiera vendido las 18.000 mascarillas quirúrgicas por ese precio, si hubiera regalado todo lo demás del lote, la unidad saldría a 0,30 euros (el Gobierno pagó 0,64 euros adjudicando a dedo a los 4 días).

Lote 2. Destinado al Centro Asesor de la Mujer

3.000 mascarillas quirúrgicas.

100 mascarillas FFP2, N95 o KN95.

25 litros de alcohol de 96 en envases de 1 litro

35 litros de solución hidralcohólica en envases de 5 litros.

El Gobierno valoró este lote en 2.055 euros. Se lo llevó la misma empresa que el lote 1 por 798,80 euros. De nuevo, si sólo hubiera vendido por ese precio las 3.000 mascarillas quirúrgicas, el precio de la unidad saldría a 0,26 euros.

Lote 3. Destinado a Servicios Sociales.

6.600 mascarillas quirúrgicas.

1.200 mascarillas FFP2 N95 o KN95.

120 litros de solución hidralcohólica.

El Gobierno valoró este lote en 6.140 euros. Se adjudicó la compra a la empresa Caryosa Hygienic Solutions por un precio de 1.810,80 euros. De nuevo, eliminando el resto de productos, por ese precio, si la empresa hubiera vendido sólo las 6.600 mascarillas quirúrgicas, el coste de la unidad saldría a 0,27 euros, menos de la mitad de los 0,64 abonados a Car Broker Online, 4 días después de formalizar este contrato.

La última defensa del Gobierno sobre las mascarillas también se cae: ya las pagó, al menos, a la mitad