ENTREVISTA

Vivas cree que es factible una frontera "debidamente regulada" sin eliminar la excepción de Schengen

Vivas cree que es factible una frontera "debidamente regulada" sin eliminar la excepción de Schengen
vivas entrevista
Vivas, en su despacho.
El presidente de la Ciudad "comparte" con el de Pedro Sánchez la apuesta por "una reconstrucción de relaciones basada en el respeto, la leal colaboración y la buena vecindad" con el país vecino. "Ceuta para la inmigración no puede ser ni ciudad presidio ni pasaporte verde a Europa. Cualquiera de esas dos opciones son fatales, serían nuestro final", asegura en una entrevista con elDiario.es.

El Gobierno de Ceuta no va a poner "palos en las ruedas" que entorpezcan el clima de reconciliación que parece volver a orientar las relaciones entre España y Marruecos. El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, cree que conviene remar a favor para que de la crisis de mayo salga "una reconstrucción de relaciones basada en el respeto, la leal colaboración y la buena vecindad, que parece ser el camino elegido por el Gobierno de la Nación", y que él "comparte".

En una entrevista concedida a elDiario.es, el líder del Ejecutivo local se pronuncia este miércoles sobre dos reivindicaciones locales que se podrían tomar como hostiles por el país vecino: eliminar la excepcionalidad que permite a los residentes en la provincia de Tetuán acceder a la ciudad sin visado y entrar en la Unión Aduanera.

Para Vivas con ambos temas es necesario partir de que "el marco de estabilidad de Ceuta está condicionado por la defensa de nuestra españolidad y la concordia entre todos los ceutíes; por tener una frontera segura y normalizada como exterior europea que es; por contar con niveles de creación de empleo y cohesión social equiparables al resto de España y por afianzar nuestra integración en la UE", pero "también por tener buenas relaciones con Marruecos".

A partir de ahí, a su juicio "lo de Schengen se planteó como un intento por que el control del tránsito esté en manos de las autoridades españolas y quede debidamente regulado, pero para lograrlo puede haber distintas fórmulas sin acabar con la excepcionalidad actual", admite. Sobre la Unión Aduanera es partidario de la integración "si no perjudica nuestro Régimen Económico y Fiscal especial, el mejor de Europa".

"El presidente Sánchez ha estado con Ceuta en los dos momentos críticos con mayúsculas: en mayo, cuando nos vimos al borde del abismo y evitó el desastre, y ahora en agosto. Hemos tenido el apoyo del Estado y también de mi partido desde el primer momento"

En relación con la situación de los menores marroquíes solos que permanecen en Ceuta desde mayo, el presidente mantiene que, una vez abortada la vía de los "retornos asistidos" al margen de la Ley de Extranjería, la solución "estratégica" sólo puede ser su repatriación. "Ceuta para la inmigración no puede ser ni ciudad presidio ni pasaporte verde a Europa. Cualquiera de esas dos opciones son fatales, serían nuestro final", advierte.

Según explica, Pedro Sánchez no le pidió que renunciase a solicitar colaboración al resto de autonomías para repartir a los acogidos: "El fenómeno es estructural y esa alternativa terminaría no siendo provisional. El deseo de la juventud y la adolescencia marroquí de venir a España y el resto de Europa no lo vamos a cambiar de la noche a la mañana. Hay que desarrollar otras políticas que espero que se hagan y prosperen para evitarlo, pero esta ciudad no se puede convertir mientras en una puerta de entrada", desea.

vivas entrevista 2

"El del retorno es un planteamiento general, no universal. No puede ser suficiente que el menor diga que no se quiere irse para que la repatriación no se lleve a cabo. Somos conscientes, y ya hemos actuado en consecuencia, de que hay circunstancias de vulnerabilidad que aconsejan su permanencia en España, y en ese sentido se ha resuelto. No estamos en contra de los menores, pero los que tenemos son recursos de emergencia. Un polideportivo no es sitio para ellos y no disponemos de otra cosa. La del retorno es la mejor y la única solución estructural a futuro que tenemos", se muestra convencido.

Mientras se tramitan los expedientes, Vivas confía en que "la situación mejore" y, con menos menores, sus condiciones de acogida se puedan mejorar y acomodar. Por un lado espera "que las reticencias de algunos menores a retornar cambien al saber que no irán a la península". Por otra, señala que "durante 2019 logramos la reagrupación familiar con la entrada de los progenitores en la ciudad de 200 menores sin los recursos humanos adicionales que aguardamos ahora. Si somos capaces de reactivar esa vía sabiendo que esto es una prioridad para el Estado, si hacemos los informes individuales rápido, podríamos plantearnos unificar la acogida en el centro de realojo temporal de ‘La Esperanza".

Políticamente el presidente de la Ciudad dice no haberse sentido solo: "El presidente Sánchez ha estado con Ceuta en los dos momentos críticos con mayúsculas: en mayo, cuando nos vimos al borde del abismo y evitó el desastre, y ahora en agosto. Hemos tenido el apoyo del Estado y también de mi partido desde el primer momento. Pablo Casado siempre me ha dicho que actúe mirando por el interés de Ceuta por encima del PP".

Vivas cree que es factible una frontera "debidamente regulada" sin eliminar la excepción de Schengen