EN NOVIEMBRE

Vivas: "el edificio está en llamas". Así acordó el Gobierno pedir el confinamiento de la ciudad

Vivas: "el edificio está en llamas". Así acordó el Gobierno pedir el confinamiento de la ciudad
Pleno telemático celebrado durante la primera ola./archivo
Pleno telemático celebrado durante la primera ola./archivo
Las actas de las reuniones de las Juntas de Portavoces entre finales de octubre y primeros de diciembre para analizar la pandemia dejan ver a las claras cómo se perdió el control y cómo a pesar de no hacer caso, por cuestiones jurídicas, a los expertos, Ceuta doblegó la curva, sin que nadie haya sacado ninguna conclusión hasta el momento

Le advertimos desde ya que lo que sigue puede herir su sensibilidad. Ceutaldia.com ha accedido a las actas de las reuniones de las Juntas de Portavoces en las que el Gobierno de la Ciudad informó, consultó y pidió ayuda a los grupos de la oposición para combatir la pandemia de covid durante lo más duro de la segunda ola. Reuniones en las que las intervenciones de los representantes públicos ponen de manifiesto la pérdida de control sobre la situación. “El edificio está en llamas”, llegó a expresar en una de esas citas, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas. La lectura de las mismas también deja a las claras que si se controló la pandemia en la ciudad no fue sólo por el saber del comité de expertos que asesora al Ejecutivo de Vivas. Ese comité recomendó a finales de octubre confinar la ciudad como en marzo y abril, y el Gobierno, con el apoyo del PSOE y de Caballas, accedió. Si a usted no le confinaron fue tan sólo porque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, denegó la petición del Ejecutivo de Vivas. Y si se ha doblegado la famosa curva no fue, al menos no sólo, por el buen criterio de los expertos. Ceuta no se confinó y dos meses después presenta los mejores datos de incidencia de la covid de todo el país. Ni tan siquiera con la curva ya doblegada a principios de diciembre esa coyuntura sirvió para que alguno de nuestros líderes se preguntara qué pasó, qué funcionó tan, tan bien, para bajar la incidencia, a pesar de no haber puesto en marcha las medidas que pedían los expertos. Ahí va una sugerencia: el miedo ante el incremento de los casos hizo a la ciudadanía tomar conciencia y extremar las precauciones para no caer contagiada.

Vivas: "Prefería el mando único del Gobierno de la Nación"

Nadie se preguntó nada, más aún, a los expertos a los que no se les pudo satisfacer la petición de confinar la ciudad, les pareció con la curva ya doblegada que las medidas habían funcionado a los fines pretendidos. Vivas recalcó en varias reuniones que Ceuta erea el único territorio con datos tan malos en no adoptar medidas más drásticas para pedir su aprobación a la oposición. A pesar de eso, la curva se doblegó sin que nadie haya sacado conclusión alguna de las razones.

Pero tenga presente que si durante los próximos días desfasa, aparca la mascarilla un rato más de la cuenta, reparte más abrazos de los recomendados o canta villancicos en un volumen superior al recomendado por decreto, tal vez contribuya al repunte que se espera en enero y febrero y los expertos, con total seguridad, volverán a incidir en lo único que creen demostrado que funciona: el confinamiento domiciliario de la población. Este es el resumen. Si se indigna, está avisado.

28 de octubre

El 25 de octubre el Gobierno de Pedro Sánchez publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto que estableció un nuevo estado de alarma. El texto dejaba en la práctica el mando para afinar las decisiones dentro del marco establecido en ese decreto a los presidentes autonómicos. Una decisión acordada en el Consejo Interterritorial de Salud y que al presidente Vivas no le gustó: “No deseaba esta responsabilidad. Prefería un mando único del Gobierno de la Nación, pero no ha sido así”, lamentó Vivas ante los portavoces en la reunión del 28 de octubre en la que se debatieron las medidas a poner en marcha, restricciones, para tratar de frenar la pandemia.

casos activos a 22 octubre

El 28 de octubre, ese día, la segunda ola de la pandemia en la ciudad siguió tomando altura. Ingesa notificó 37 nuevos casos en las últimas 24 horas. Los casos activos de covid estaban en 435 y los muertos por el virus desde el inicio de la pandemia habían ascendido a 20. El Ministerio de Sanidad contaba 316 casos nuevos en los últimos 7 días y 504 en las dos semanas previas.

Tras aquella reunión el decreto que dictó el Gobierno para adecuar el marco del Estado de Alarma dejó el toque de queda entre las 23 y las 6 horas (el mismo del Real Decreto) y las reuniones limitadas a 6 personas. Además se decidió prohibir las salidas por ocio a la península en fines de semana y puentes. Y se limitó el aforo en los templos al tercio con un máximo de 75 personas.

Ali: "Si antes se cerraron los lugares de culto, ¿Por qué ahora van a permanecer abiertos?¿Cómo se controla que no haya más de setenta y cinco personas en una iglesia o una mezquita? (...) No se puede ir a la península de ocio. Hay que decir esto. Hay que asustar un poco más”

“La situación en Ceuta es muy grave”, abrió la reunión el presidente Vivas para repasar el contenido del decreto de Estado de Alarma y lo que iba a proponer el Gobierno. Una propuesta que ese mismo día había aparecido publicada con pelos y señales en el diario decano de la ciudad, algo que molestó a la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), Fatima Hamed, por considerarlo irrespetuoso con los portavoces que estaban allí para ser informados de algo que ya había detallado la prensa.

El portavoz de Caballas, Mohamed Alí dudaba del control que se pudiera llevar sobre las entradas y salidas de la ciudad durante los fines de semana. Y advirtió: “Esta segunda ola está siendo mucho peor que la primera. Y que ve cosas contradictorias. Por ejemplo, si antes se cerraron los lugares de culto, ¿Por qué ahora van a permanecer abiertos?¿Cómo se controla que no haya más de setenta y cinco personas en una iglesia o una mezquita?”, lanzó Alí, según se recoge en el acta de la sesión de ese día.

Vivas le recordó que “ahora no estamos en una situación de confinamiento total como ocurriera antes”. Y Hamed apunto que “el mensaje debe ser apelar a la responsabilidad de cada uno”.

Una responsabilidad de la que parecía dudar su compañero de oposición Mohamed Ali: “No se puede ir a la península de ocio. Hay que decir esto. Hay que asustar un poco más”.

Hernández ya era partidiario de "medidas más fuertes" el 28 de octubre

El portavoz de los socialistas, Manuel Hernández, subrayó la mayor dureza de la segunda ola con 15 muertos por los 4 de la primera. Y se mostró “partidario de ser mucho más restrictivos. Se ven personas con la mascarilla bajada, o sin mascarilla, por la calle. Los controles brillan por su ausencia. Y los datos sanitarios están ahí. Es partidario de la adopción de medidas más fuertes para intentar revertir la situación”, recoge el acta su intervención. Hernández llegó a recordar a Vivas que él era el responsable de lo que pasara en adelante y manifestó su convencimiento de que “la Presidencia se debería curar en salud”.

Es entonces cuando el presidente Vivas le agradece el gesto y manifiesta: “no deseaba esta responsabilidad, prefería un mando único del Gobierno de la Nación, pero no ha sido así”. Vivas no compartía el parecer de que había sido “laxo” con las medidas adoptadas como le había reprochado Hernández y se escudó en el Real Decreto y en las recomendaciones de los expertos, que era lo que iban a poner en marcha.

Eso sí, no dejó pasar la oportunidad para reclamar más medios sanitarios: “El hospital lleva tiempo pidiendo más capacidad de diagnóstico, contratos, test. Hay 10.000 y le he pedido al consejero que compre más (…) He pedido un incremento en los medios de Atención Primaria, en UCI, y en camas. Ingesa también ha informado que tiene un plan de contingencia de 8 niveles y estamos actualmente en el 3. Faltan recursos humanos”, explicó Vivas.

En esa reunión Hamed pidió estudiar la posibilidad de que las farmacias realizaran test.

Vivas planteó el 3 de noviembre a la Junta de Portavoces solicitar el confinamiento total de la ciudad como le habían propuesto los expertos. PSOE y Caballas se mostraron a favor y la petición se elevó al Ministerio

El portavoz de VOX, Juan Sergio Redondo, callado hasta ese instante realiza su única intervención en la cita para manifestar que “está con el señor Hernández en que hay que reforzar la sanción, y con la señora Hamed en que hay que confiar en la responsabilidad de las personas. Para no volver al confinamiento total hace falta que la gente sea responsable y que haya control para los que no cumplan. Pero esto se sabía que iba a pasar y ahora qué solución damos ¿Nos cargamos el tejido económico de Ceuta? Ahora el Gobierno no quiere asumir responsabilidades”.

La reunión finalizó con la petición de Vivas al resto de portavoces de colaboración y su deseo de unanimidad.

3 de noviembre

Pasaron otros 6 días hasta la siguiente reunión de la Junta de Portavoces para abordar la pandemia de covid. Más de un muerto por día, de 20 se habían elevado a 27. Los casos activos de Ingesa iban por 525 y el Ministerio de Sanidad cifró ese día en 419 los casos en la última semana y en 723 los de las dos últimas semanas, el doble y más del triple de todos los registrados durante los meses que duró la primera ola de la pandemia.

casos activos 3 noviembre

Ese día, Vivas sometió a la Junta de Portavoces la consulta sobre la recomendación que le habían realizado los expertos que conforman su comité en tres informes: Pedir al Gobierno central el confinamiento total de la ciudad. PSOE y Caballas se mostraron a favor. VOX en contra y Hamed podría considerarse que se abstuvo al pedir que se diera tiempo a las restricciones ya impuestas para actuar y ver cómo evolucionaba la situación antes de acudir a una medida tan drástica, que como ella misma pediría, tendría sí o sí, que ir acompañada de ayudas económicas al tejido productivo.

El 3 de noviembre, los expertos pidieron limitar las entradas y salidas de Ceuta todos los días, cuando sólo una semana antes, habían considerado que el riesgo sólo estaba en los fines de semana

Vivas repasó la situación de la pandemia: “Ceuta se encuentra en una situación de extremo riesgo. El cuarto peor dato de todo el territorio del Estado. Esta es la situación. Sin quitarle gravedad, en las tres últimas semanas ha habido, no obstante, una desaceleración en la curva de contagios, por lo que puede pensarse en una evolución que ha podido dar lugar a alcanzar el pico de contagios”. Y acto seguido anuncia que tiene tres informes del Comité de Expertos. En ellos se pide:

Incrementar el toque de queda para situarlo entre las 22 y las 7 horas. Limitar la salida y entrada de Ceuta durante todos los días de la semana y no sólo los fines de semana (algo que expresamente en informes anteriores los mismos técnicos habían rechazado por no considerarlo efectivo para el control de la pandemia), incrementar el número de pruebas diagnósticas y la medida estrella: “plantear al Ministerio el confinamiento domiciliario y cierre de actividades no esenciales a partir del 9 de noviembre”.

Rontomé: "lo que dicen los expertos es acertado. Hay que profundizar en medidas más serias y estrictas. Hay que hacer la petición al Ministerio (confinar la ciudad) y hay que apretar ahora para que en diciembre se puedan ver los resultados y volver a relajar las medidas”.

Esa estrategia del “diagnóstico precoz” fue la que alumbró la apuesta decidida por los test de antígeno que ayudaría a controlar la situación, dado que como ese mismo día reconocería el propio Vivas se había perdido el control de los rastreos y por tanto de la circulación del virus.

La petición de que las farmacias realizaran test seguía 6 días después en estudio. Y el confinamiento domiciliario incluía el cierre de los cultos en los templos, aunque como bien recordó Vivas, “el Real Decreto no lo permite”.

Hernández estaba de acuerdo con pedir el confinamiento e intesificar el toque de queda: "A la actividad comercial no esencial se la ayudará cuando se pueda"

El portavoz del Partido Popular en la Asamblea, Carlos Rontomé, respaldó a su presidente en su primera intervención en tres reuniones: “La situación es bastante grave, lo que dicen los expertos es acertado. Hay que profundizar en medidas más serias y estrictas. Hay que hacer la petición al Ministerio y hay que apretar ahora para que en diciembre se puedan ver los resultados y volver a relajar las medidas”.

Hernández reclamó aprender de la gripe española de 1918 y se mostró de acuerdo “con ampliar el toque de queda, con la medida del confinamiento domiciliario que se ha planteado y con reuniones de no más de 4 personas. Hay que intensificar las medidas porque lo primero es la salud y la vida. Es alarmante el número de fallecidos. A la actividad comercial no esencial se la ayudará cuando se pueda. Le preocupa mucho la situación hospitalaria: hacen falta más test, más medios materiales y más personal”, recoge el acta de esa reunión.

Vivas: "somos de las ciudades en situación de extremo riesgo y los únicos en no tomar medidas en la actividad económica. Con los parámetros a día de hoy Ceuta está al límite. Se están planteando medidas para quince días. Con ellas no se está cerrando, sólo se están limitando horarios. En la reunión con los expertos se aconsejó el confinamiento y el cierre total”

El portavoz de VOX, Juan Sergio Redondo, mostró en su intervención la tónica habitual de hacer oposición al Gobierno de la nación, así recoge el acta su intervención: “Reconoce la situación de saturación hospitalaria y pregunta qué se ha hecho desde mayo. Cree que se han hecho propuestas para que se incremente la infraestructura hospitalaria y los efectivos; pero no se ha hecho nada. Y ahora, añade, nos encerramos y nos cargamos a los autónomos, la hostelería y la economía”.

Redondo fue el único que se mostró abiertamente en contra de apoyar el confinamiento en contra del criterio de los expertos, pero parece por su intervención que no lo hizo por una razón de salud pública o económica, sino por pura política de confrontación:

“Continúa el señor Redondo que su grupo no puede apoyar ninguna medida que tenga que ver con el Real Decreto que han impugnado (VOX nacional). Hay que cumplir las normas. Hay que hacer campañas preventivas. Hay que sancionar los incumplimientos de las normas. Y no hay que castigar al sector económico. Hasta ahora no se ha conseguido nada. No pueden apoyar estas medidas restrictivas porque no van a aportar soluciones”.

Vivas le reprochó que la reunión no era “para hacer balance” y reconoció que “Todo el mundo no lo ha hecho bien, pero la situación es de tal envergadura que habrá que hacer balance con perspectiva. La cuestión es ¿cómo le planteamos la batalla al enemigo, el virus? Ya habrá tiempo de analizar qué se ha hecho bien y qué no”. Y prosiguió el presidente, para insistir en el confinamiento:

Hamed (MDyC) pidió esperar a ver cómo funcionaban las restricciones ya en marcha antes de pedir al Ministerio confinar la ciudad y favorable a aumentar el toque de queda, "“pero si esta medida va acompañada de ayudas"

“Es verdad que duele perjudicar a las pymes, que estas medidas no son populares, pero somos de las ciudades en situación de extremo riesgo y los únicos en no tomar medidas en la actividad económica. Con los parámetros a día de hoy Ceuta está al límite. Se están planteando medidas para quince días. Con ellas no se está cerrando, sólo se están limitando horarios. En la reunión con los expertos se aconsejó el confinamiento y el cierre total”.

Hamed pidió esperar al día 9 para ver los resultados que arrojaban las medidas y restricciones ya vigentes desde hacía días y que se iban a endurecer, al tiempo que pidió seguir el ejemplo de Melilla y aumentar la compra de test de antígenos a 100.000 por los 12.000 que había adquirido el Gobierno a esa fecha. Hamed aludió además a una reunión el día anterior en la que su grupo propuso ahorros para destinarlos a ayudas al tejido económico y encontró el rechazo del Gobierno.

Ali (Caballas): “Son tiempos excepcionales. Apoyo las medidas y el toque de queda de 22 a 6. La crítica partidista está aparcada”

La portavoz del MDyC se mostró favorable a ampliar el toque de queda de 22 a 7 horas, “pero si esta medida va acompañada de ayudas. Hay que esperar a ver los resultados antes de acordar el cierre total e ir trabajando en otras medidas”. Pidió los informes de los expertos, preguntó por la situación de los rastreadores, coordinación con la Junta de Andalucía y repartir mascarillas gratuitas a los colectivos vulnerables, algo que el Gobierno había hecho de forma tímida hasta esa fecha, a pesar de contar la tasa de pobreza más elevada del país y de ser las mascarillas obligatorias desde hacía meses. Hamed además quiso saber si las medidas que se iban a imponer afectarían por igual a las grandes superficies y al comercio de barrio. Su grupo se mostró en contra de adelantar el cierre comercial a las 18 horas.

Vivas accedió a compartirle los informes de los expertos, pero les pidió a todos confidencialidad sobre los mismos.

Vivas reconoció que los rastreadores habían perdido la pista al virus: "Cuando el campo está encharcado, ya no se puede jugar el partido, con los rastreadores pasa igual: Ahora estamos en una situación de transmisión comunitaria. El edificio está en llamas. En marzo, que estábamos infinitivamente mejor, estuvimos confinados”

Ali: “Son tiempos excepcionales. Apoyo las medidas y el toque de queda de 22 a 6. La crítica partidista está aparcada”. Al tiempo incidió también en saber cuál era la situación de los rastreadores: “No están funcionando: unos días son militares, otros días voluntarios de Cruz Roja y otros, estudiantes”. Alí pidió una plantilla profesionalizada “para conseguir un control riguroso de los datos” y remató su intervención: “Procede pedir el confinamiento ahora mismo”.

Y el presidente aclaró cuál era la situación de los rastreos con una declaración que reflejaba a las claras cuál era la situación de desborde:

“Son 26 personas que trabajan en el Hospital Militar. Es para ponerles una medalla, puesto que hacen un trabajo excelente. Cuando el campo está encharcado, ya no se puede jugar el partido, con los rastreadores pasa igual: Ahora estamos en una situación de transmisión comunitaria. El edificio está en llamas. En marzo, que estábamos infinitivamente mejor, estuvimos confinados”.

De la reunión salió solicitar el confinamiento domiciliario y la suspensión de actividades no esenciales, incrementar los test, y mientras no se concediera el confinamiento apurar el Real Decreto de Estado de Alarma “hasta el límite”, endureciendo las restricciones, al tiempo que volver a solicitar a Ingesa un refuerzo de los medios. Este último es el único punto con el que estuvo de acuerdo VOX.

Vivas el 13 de noviembre: "No se entendería que en el territorio del Estado en el que los indicadores sanitarios están peor, no se tomaran medidas”

Hamed pidió esperar al día 9 para ver los resultados antes de optar por el confinamiento: “unas medidas más drásticas han de tomarse con contraprestación económica”, dijo.

13 de noviembre

La siguiente reunión se produjo el 13 de noviembre, diez días después. Para entonces el Ministerio de Sanidad de Salvador Illa ya había denegado la petición de confinar Ceuta, como lo había hecho insistentemente con Asturias. Los muertos habían subido hasta los 44, tres en las últimas 24 horas. Ese día Ingesa notificó 520 casos activos, 31 nuevos positivos en 24 horas. Pero la curva de la incidencia mostraba ya claros síntomas de empezar a doblegarse. Había tocado techo el día 7 de noviembre con 649 casos activos, un 20 por ciento menos 6 días después, el día de la reunión y una bajada progresiva. El Ministerio aún así ese día notificaría 45 nuevos positivos en las últimas 24 horas y cifró en 365 los casos nuevos en la última semana y en 845 en las dos últimas, lo que disparaba la tasa de incidencia acumulada por encima de 1.000 casos por cada cien mil habitantes.

casos activos a 13 noviembre

“La situación es dramática” resumió vivas. “No obstante, la evolución de las últimas semanas hace albergar esperanza”, la misma esperanza que ya albergó en las dos reuniones previas. Ese día el presidente ya estaba por buscar cierta “proporcionalidad” en las medidas para no arrasar a la actividad económica. Aún así, propuso el cierre de la actividad económica no esencial a las 18 horas. “mejor cerrar en noviembre que en diciembre. No se entendería que en el territorio del Estado en el que los indicadores sanitarios están peor, no se tomaran medidas”, advirtió Vivas.

Hernández fue el primero del resto de portavoces en intervenir: “Los datos son extremadamente graves. Y hay que tomar decisiones. También solicita que se apueste porque el Rectorado de la Universidad de Granada pase al Plan B, que consiste en la docencia virtual. Se muestra partidario del confinamiento total; pero cree que hay que llegar al consenso en esta medida”, recoge el acta.

Hamed: "Los expertos también decían unas cosas que no se han hecho; como el cierre de los lugares de culto, más test –se dijo que se iban a comprar 12.500–, o el reparto de mascarillas a colectivos vulnerable"

El portavoz de VOX, Juan Sergio Redondo se mostró “sorprendido porque se ha pedido al ministro de Sanidad, señor Illa, que confine Ceuta, y éste ha respondido que no”. E insiste en que seguirán oponiéndose a esa medida, que Vivas da por aplazada, aunque sigue defendiendo:

“El confinamiento es lo único que ha funcionado hasta ahora. Al Gobierno le duele perjudicar a las empresas, pero, a veces, se han de tomar decisiones que no son populares, por el bien común. También el resto de presidentes de las Comunidades Autónomas las están tomando. Ceuta es el único territorio en situación de riesgo extremo en el que no se está aplicando esta medida”.

Ali pidió habilitar otro punto covid además del de Loma Colmenar y Deu le respondió que había "habido que esperar al inicio del Plan de Empleo" para la puesta en marcha del ya existente.

Hamed: “El cierre a las 18 horas no es una medida que vaya a tener resultados en sanidad/economía. Los expertos también decían unas cosas que no se han hecho; como el cierre de los lugares de culto, más test –se dijo que se iban a comprar 12.500–, o el reparto de mascarillas a colectivos vulnerables. He visto los autobuses cargados de personas a determinadas horas. ¿Qué ha pasado con los rastreadores?”.

Vivas le aclara que de lo que han recomendado los expertos se ha hecho todo lo que jurídicamente era viable. Y Guerrero le replica a Hamed sobre el reparto de mascarillas: “Ya se han entregado 500 mascarillas en Loma Colmenar”, para evidenciar en realidad que “no es suficiente”, como le replicó Hamed, si se tiene en cuenta que sólo en una fase de ese barrio hay 220 viviendas. Es decir que el reparto ni tan siquiera llegaría a una mascarilla que dura tres horas por persona.

La vicepresidenta segunda de la Mesa de la Asamblea pide que ese reparto lo acometa Servicios Sociales. Lo más escalofriante del acta de esta reunión llegaría al final cuando el portavoz de Caballas pide que se habiliten más puntos covid además del de Loma Colmenar.

“Deu informa que como se hace la prueba a los contactos positivos en coordinación con Ingesa, ha habido que esperar al inicio del Plan de Empleo”, recoge el acta. ¿Empezó a funcionar el punto covid sólo cuando el Plan de Empleo pudo arrancar?

casos activos a 23 noviembre

23 de noviembre

Esta reunión se produce de nuevo a los 10 días de la anterior. Entonces la segunda ola de la pandemia ya ha perdido definitivamente altura. Ese día Ingesa notifica 294 casos activos. Un nivel similar al del 22 de octubre, un mes antes, cuando los portavoces centraron la cita sólo en cómo y dónde celebrar el próximo Pleno. Pero entonces la curva era ascendente y ahora era descentente. Entonces los muertos eran 14, un mes después la cifra era de 54. La ciudad empezaba acercarse a abandonar los parámetros de riesgo extremo con una disminución notable de los nuevos casos diarios (7 ese día) y parecía haber recuperado el control sobre los rastreos gracias a los test de antígeno.

A pesar de no haber confinado la ciudad, o como recalcó Vivas en las reuniones no haber adoptado medidas más drásticas como hacían otros territorios con la incidencia tan disparada como en Ceuta o como pedían los expertos, la ciudad doblegó la curva, sin que eso sirviera para que nadie se preguntara por las razones. Más aún, el Comité de Expertos afirmó sin despeinarse que "las medidas son eficaces a los fines pretendidos"

Vivas centró la reunión. Se trataba de prorrogar medidas, manteniendo el toque de queda entre las 22 y las 7 horas, las reuniones en máximo 4 personas y el aforo de los templos en un tercio. La ciudad seguía siendo el peor dato de todas las autonomías en incidencia pero la curva parecía claramente doblegada, en descenso, a pesar de cómo recalcó Vivas en reuniones precedentes ser la única con datos tan graves en no restringir las actividades no esenciales o tomar medidas más drásticas como el cierre de la hostelería. A pesar de no haber confinado la ciudad como pidieron los técnicos. Medidas más laxas que parecían haber funcionado. Los expertos no parecieron mostrar su frustración por no haber sido atendidos en sus demandas.

“El comité técnico reunido el pasado sábado 21 afirma que las medidas son eficaces a los fines pretendidos”, explicó Vivas. ¿Qué medidas?¿Las que no se llegaron a aplicar como el confinamiento de la ciudad o los refuerzos en Ingesa? Ni tan siquiera llegaron a adelantar el cierre comercial a las 18 horas como plantearon en un principio ante las dudas suscitadas por el portazo del TSJA a avalar las medidas al entender que el Gobierno de Ceuta ya tenía potestad para ello concedida por el Real Decreto de Estado de Alarma.

Verdejo: “Se denuncia mucho y se paga poco. Cree que como dicen los expertos, ha de hacerse mucha labor de concienciación”

“Asimismo, considera que la evolución de los últimos datos es esperanzadora, pero en absoluto concluyente”, continuó Vivas, según el acta.

La reunión transcurrió sin demasiada polémica y sólo sirvió para que el portavoz de VOX, en este caso, Carlos Verdejo, volviera a mostrar la preocupación del partido por la falta de sanciones: “Se denuncia mucho y se paga poco. Cree que como dicen los expertos, ha de hacerse mucha labor de concienciación”, le atribuye el acta.

Vivas recordó de nuevo ese día: “En Ceuta la hostelería cierra a las 22 horas, no hay sitio en España en el que, con los datos que Ceuta tiene, no se hayan tomado medidas más drásticas”. Y aún así la pandemia se controló. La segunda ola ha ido perdiendo altura y hoy, 25 de diciembre la ciudad puede volver a presumir de presentar la menor incidencia de todo el territorio nacional, como hacía en verano. Pero sin que nadie sepa con seguridad, eso sí, que fue lo que ayudó a este éxito, si de lo que pidieron los expertos sólo se atendió a algunas cosas. Sin que nadie haya agradecido a la ciudadanía su responsabilidad, aunque quizás tardía a diferencia de cuando se la culpaba por su “irresponsabilidad” desde los atriles políticos.

Hubo otra Junta de Portavoces más, el 4 de diciembre, en la que se avanzó en las medidas para esta Navidad y para avanzar en cierta relajación de las restricciones, leve. Pero tampoco en ese encuentro se analizó las razones del éxito.

Vivas: "el edificio está en llamas". Así acordó el Gobierno pedir el confinamiento de la ciudad