Vivas: “A la vista está cómo funciona la frontera ahora que se está aplicando Schengen”

Vivas: “A la vista está cómo funciona la frontera ahora que se está aplicando Schengen”
Marruecos peatón mujer niño policía frontera noche tarajal-1
Archivo
El Gobierno se reafirma en su apuesta por la exigencia de visado en el paso fronterizo: reduce el impacto en los servicios y dificulta el empleo irregular y la economía sumergida

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, cree que en el Tarajal está la respuesta a las dudas sobre si merece la pena integrarse en el espacio comunitario: “A la vista está cómo funciona la frontera ahora que se está aplicando Schengen cómo funcionaba antes, que no se aplicaba”, ha valorado Vivas preguntas de los medios en su tradicional comparecencia en la mañana de San Antonio.

Tras la reapertura del paso fronterizo con exigencias de visado, el Tarajal no parece el mismo lugar. No hay caos, ni avalanchas, ni apenas nadie deambulando y apenas hay colas —salvo los fines de semana en dirección a Marruecos—. El tránsito diario es apenas el 10 por ciento de lo que se registraba en 2020, pasando de los alrededor de 30.000 pases al día de antes de la pandemia, a los pocos más de 3.000 que se contabilizan a día de hoy.

Y eso no solo se traduce en tranquilidad en el Tarajal, ha añadido Vivas: “Ha habido una reducción muy considerable en cuanto a la intensidad de los flujos y esta disminución repercute de manera positiva en los controles que hay que realizar y contribuye de manera positiva en aliviar la presión migratoria irregular, repercute de manera positiva a la hora de luchar contra la economía irregular y el empleo irregular y tiene un impacto positivo en la sanidad, educación o en el área de menores o los servicios sociales entre otros, por tanto creemos que ese debe de ser el camino”, ha reflexionado el presidente. 

La aduana comercial es otra cuestión. Vivas prefiere ser “leal, prudente y responsable” y no entrar a valorar cuándo y cómo llegará la promesa. Eso sí, advierte, atemperando expectativas, la aduana comercial depende por un lado de las cuestiones jurídicas que deben cerrar España y Marruecos que cree el Gobierno “que eso puede tener una cierta rapidez” , y por otro lado está a expensas de la puesta en marcha de las infraestructuras y eso llevará su tiempo. “Hay que reconocer que ahora mismo no contamos con esas infraestructuras pero sí se puede resolver de manera jurídica el reconocimiento de su establecimiento (de la aduana comercial) e iniciar un proceso de colaboración entre ambos países para dotar esas infraestructuras”.

En cualquier caso, ha insistido Vivas, hay que esperar a la orden de Interior que ha de renovar este 15 de junio con las condiciones que regirán en el paso fronterizo los próximo 15 días.

Vivas: “A la vista está cómo funciona la frontera ahora que se está aplicando Schengen”