¿Qué buenos libros me hubiera perdido de no haberlos leído por obligación?


¿Qué buenos libros me hubiera perdido de no haberlos leído por obligación?
Cuando llega el día del libro, además de las consabidas escenas de libros en las calles y la generalización a todo el territorio de la hermosa tradición catalana de regalar un libro y una rosa, vemos en los informativos como se aprovecha el evento para sacar diversas campañas de fomento de la lectura, con todo [...]

Cuando llega el día del libro, además de las consabidas escenas de libros en las calles y la generalización a todo el territorio de la hermosa tradición catalana de regalar un libro y una rosa, vemos en los informativos como se aprovecha el evento para sacar diversas campañas de fomento de la lectura, con todo tipo de cabalgatas, pasacalles, disfraces y todo tipo de actividades para hacer más atractiva la lectura menos leer.

Sé que es impopular pero creo que la lectura es como la cerveza, al principio no gusta hasta que no puedes vivir sin leer (o sin tomar cerveza). La lectura tiene que ser introducida e incluso obligada por cuanto no suele ser, salvo excepciones, una actividad espontánea.

Reconozco que hay muchos libros que me han fascinado y que leí por obligación. Desde una colección de artículos de Quine hasta Tiempo de silencio, en los ya lejanos tiempos del COU. Por obligación puede que haya tenido que leer muchos libros indeseables, pero también me ha permitido acceder a obras de las que mi natural pereza me hubiera apartado para siempre.


Archivado bajo:Educación, Libros
Posted originally: 2010-04-28 18:30:01

Leer original

¿Qué buenos libros me hubiera perdido de no haberlos leído por obligación?