Ecuador no irá a la Cumbre de las Américas por la ausencia de Cuba


Ecuador no irá a la Cumbre de las Américas por la ausencia de Cuba
Rafael Correa aparta a Ecuador de la cita continental que se celebra el 14 y 15 de abril en la ciudad colombiana de Cartagena

Tras dos meses de mantener en suspenso su decisión, el presidente ecuatoriano Rafael Correa finalmente ha anunciado este lunes que no acudirá a la Cumbre de las Américas que se celebra los próximos 14 y 15 de abril en Cartagena, Colombia. El rechazo a la no presencia de Cuba en la reunión es la principal razón esgrimida por el mandatario para apartar a Ecuador de la cita continental; una resolución que, según analistas consultados por EL PAÍS, de alguna manera aísla diplomáticamente al país andino del continente.

En una carta dirigida este 2 de abril al presidente colombiano Juan Manuel Santos, el mandatario ecuatoriano repitió los argumentos que ya había enunciado en varias ocasiones desde semanas atrás. En su misiva, Correa lamentó que a pesar de que en la Cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago en 2009 “se rechazó la incomprensible exclusión” de Cuba de las cumbres americanas, “una vez más, este país hermano no ha sido invitado”. “Es inaceptable que en estas cumbres se soslayen temas tan fundamentales como el inhumano bloqueo a Cuba, así como la aberrante colonización de las islas Malvinas, los cuales han merecido el rechazo casi unánime de las naciones del mundo”, ha señalado el jefe de Estado de Ecuador.

El presidente Correa ha cuestionado la definición misma de “Cumbre de las Américas” al señalar que “no puede denominarse así a una reunión de la cual un país americano es intencional e injustificadamente relegado”. A mediados de marzo, el mandatario colombiano había visitado Cuba con el fin de informar al presidente Raúl Castro sobre la falta de acuerdo entre los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que el jefe de Estado cubano asistiera al encuentro continental, y así lo había informado al propio Rafael Correa por vía telefónica. Sin embargo, este lunes en su misiva el presidente ecuatoriano señalaba: “Se ha hablado de falta de consenso, pero todos sabemos que se trata del veto de países hegemónicos, situación intolerable en nuestra América del Siglo XXI”.

Rafael Correa dice en su carta que mientras sea presidente de Ecuador no volverá a asistir a ninguna Cumbre de las Américas “hasta que se tomen las decisiones que la Patria Grande nos exige”. Desde que llegó al poder, en 2007, el presidente ecuatoriano ha asistido a más de una treintena de cumbres presidenciales de diverso tipo, la última de ellas celebrada en febrero en Caracas. Allí, el mandatario propuso a los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) no asistir en bloque de la Cumbre de las Américas en rechazo a la exclusión de Cuba.

El pedido de Correa, no obstante, no fue escuchado por sus pares del ALBA. Venezuela, Nicaragua, Bolivia ya han confirmado que estarán en Cartagena. Estos países, al igual que varios otros de la región, entre ellos Argentina y Brasil, han expresado su deseo de que la cita continental analice una futura participación de Cuba, a la cual se opone Estados Unidos al señalar que el país caribeño no cumple con los requisitos democráticos que los participantes de la cumbre establecieron en 2001.

Así, la presencia cubana en próximas cumbres será uno de los temas que se tratarán en la cita continental, tal como lo ha dado a conocer la misma anfitriona, Colombia. Por ello, para el excanciller ecuatoriano José Ayala Lasso, la decisión de Correa es “equivocada”. “La agenda de una cumbre se prepara con anticipación e incluso se pueden añadir nuevos temas si se suscita el consenso de los países que participan. Lo que no cabe es que un país proponga un tema, cualquiera que este sea, con el espíritu de imponer su criterio o condicionar su asistencia a que se trate ese tema”, ha declarado el exministro de Relaciones Exteriores a EL PAÍS.

En el mismo sentido se ha pronunciado el analista de temas internacionales Carlos Estarellas, para quien la resolución del mandatario ecuatoriano lo que hace es “aislar a Ecuador de la comunidad internacional a nivel continental”. “El presidente Correa esperó el apoyo de los países miembros del ALBA, pero ello no ocurrió. El mandatario debió reconocer que se equivocó en su demanda, y asistir a la Cumbre en bien de Ecuador. Los intereses nacionales deben estar sobre todo”, concluye el analista.


Posted originally: 2012-04-03 04:29:33

Leer original

Ecuador no irá a la Cumbre de las Américas por la ausencia de Cuba