«No voy a comer hasta que me den una habitación más grande»


«No voy a comer hasta que me den una habitación más grande»
A sus 94 años, Pilar Ibarlucea ha ido haciendo renuncias por el camino, pero conserva intacta su rebeldía. Por eso ya no baja al comedor de la residencia donde vive y tampoco consume los alimentos que le suben en bandejas, aunque sí toma líquidos. Es su manera de protestar contra lo que considera una invasión de su espacio vital, la obligación de compartir la habitación que antes tenía para ella sola. «Me siento como si me hubieran echado a la calle», lamenta tendida en la cama. Su familia cuenta que se declaró en huelga de hambre el pasado sábado al día siguiente del traslado de otra señora a...


Posted originally: 2011-10-12 05:46:31

Leer original

«No voy a comer hasta que me den una habitación más grande»