LA MITAD EN LA ESCUELA

Entre 500 y 600 personas están en cuarentena por el virus

Entre 500 y 600 personas están en cuarentena por el virus
Entrada del Colegio Lope de Vega, uno de los primeros centros en sufrir la covid./archivo
Entrada del Colegio Lope de Vega, uno de los primeros centros en sufrir la covid./archivo  

El susto de la última actualización de casos positivos que dieron Ingesa y la Consejería de Sanidad este sábado con la confirmación de 28 nuevos positivos tal vez no sea el último en los próximos días. Según el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta entre 500 y 600 personas están en estos momentos en cuarentena preventiva confinadas en sus domicilios por haber tenido contacto con casos confirmados o sospechosos de covid.

Una cifra que, aún siendo preocupante, es sensiblemente menor que la que venía ofreciendo el Ejecutivo en las últimas semanas cuando situaba ese grupo en las 700 personas.

Aún así no parece que haya visos de que la incidencia de la pandemia afloje. Este sábado se conocía que el virus también ha aparecido en el Instituto de Educación Secundaria Camoens y que un aula y 6 docentes también están aislados por la confirmación de un positivo en el centro.

En ese sentido, la vuelta al cole, uno de los asuntos que más han preocupado a expertos y autoridades durante todo el mes de septiembre se ha dejado notar y en las primeras semanas de curso escolar el balance arrojaba el viernes, según los datos oficiales ofrecidos por la Delegación del Gobierno, cerca de una veintena de casos positivos confirmados en el ámbito escolar.

En concreto, Delegación confirmó el viernes 10 positivos en docentes y otros 9 en alumnos. Había 5 aulas cerradas, 48 docentes confinados, dos cuidadoras y 210 alumnos en aislamiento en sus domicilios. Es decir, cerca de la mitad de esas 500 o 600 personas en aislamiento preventivo en sus domicilios estarían vinculados al ámbito escolar.

Lo que suponen esos centenares de personas confinadas por prevención es que en los próximos días lo natural sería que el número de positivos siguiera al alza, habida cuenta que muchos de ellos o esperan resultados de pruebas PCR o aún tendrán que hacérselas para confirmar que han sido o no contagiados.

Esta semana ya es la peor de todas desde que comenzó la pandemia en la detección y confirmación de casos positivos a la espera  de la actualización a mediodía de este domingo de los datos oficiales que ofrecerá el Ingesa.

Sólo el excelente dato de curados, también el más elevado para cualquier semana desde que se detectara el primer caso el pasado 14 de marzo ha mantenido la incidencia de la pandemia contada en casos activos de covid en unos parámetros preocupantes pero no de récord, a la espera de esa actualización de este domingo la ciudad tiene ahora mismo 147 casos activos del virus. Y tardará en rebajar esas cifras al menos diez días, si se tiene en cuenta que ese tiempo entre 10 y 14 días suele ser el que habitualmente tardan en curarse los nuevos casos, dependiendo de la salud de cada persona y sus circunstancias, pero la realidad es que sólo en los últimos 6 días se roza el centenar de nuevos casos.

A la espera de que el Gobierno de la Ciudad Autónoma obtenga el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para aplicar sus nuevas restricciones, cierre parques y zonas de juegos infantiles, pistas polideportivas y tal vez imponga nuevas limitaciones a la hostelería, lo único que queda para tratar de frenar el avance de la pandemia y no alcanzar una situación límite es la responsabilidad individual y el extremo de las precauciones en forma de mascarillas, distancia social y lavado de manos. Y es que al número de casos activos, 147 hasta el sábado, se suma otra cifra más preocupante aún, la de enfermos hospitalizados, más del 10 por ciento de esos casos, 16, con una cifra récord de personas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 4 y con otros tres casos pasando las noches en los box de Urgencias del Hospital de Loma Colmenar.

Una situación la que arrojan los datos sobre el virus que se acerca peligrosamente a un umbral crítico, cuando aparece en el horizonte ya el siguiente reto para el control de la pandemia cuando aún se dejan sentir las consecuencias del último, la vuelta al cole, a la vuelta de la esquina está el inicio de la temporada de gripe, un horizonte que preocupa y mucho a los epidemiólogos, que saben que en pocas semanas, los servicios sanitarios tendrán que afinar más aún para diferenciar lo que es gripe común de lo que es covid.

Entre 500 y 600 personas están en cuarentena por el virus