COVID

Ingesa detectó en el último mes más de la mitad de todos los contagios desde que comenzó la pandemia

Ingesa detectó en el último mes más de la mitad de todos los contagios desde que comenzó la pandemia
En rojo los positivos semanales detectados por semanas desde el inicio de la pandemia y en azul los curados.
En rojo los positivos semanales detectados por semanas desde el inicio de la pandemia y en azul los curados.  

El viernes 14 de agosto el consejero de Sanidad, Javier Guerrero, se sentó en la sala de prensa de la Ciudad Autónoma de Ceuta. Llegó atareado, teléfono móvil pegado a la oreja y no tuvo reparo en que los periodistas escucharan su tramo final de la llamada con el presidente, Juan Vivas, que le preguntaba por la reunión telemática que acaba de tener, la Sectorial de Sanidad con el resto de autonomías y el Gobierno central, de la que salió por unanimidad la decisión de aplicar nuevas restricciones a la vida social. “Seguimos siendo los mejores”, le espetó al presidente, a pesar de que la situación ya comenzaba a tensarse y sus propias declaraciones de ese día así lo dejaban entrever. No era un optimismo o una euforia irresponsable. Era lo que reflejaba la foto en ese instante. Ceuta seguía siendo un luminoso espacio en el que la segunda ola que ya castigaba con dureza a otras regiones del país como Aragón, Cataluña o Madrid, aquí apenas se dejaba notar en comparación. Aquel viernes se cerró con 7 casos activos, después de sumar durante la jornada, dos más. La incidencia era prácticamente irrelevante y los casos que se detectaban a cuentagotas hasta ese día procedían en su mayor parte de personas que regresaban tras pasar días en la Costa del Sol, donde el verano sí estaba siendo complicado en la estadística oficial y, en la que luego se supo real, más aún. El Gobierno de la Junta de Andalucía (PP) había ocultado la verdadera incidencia de la pandemia en ese distrito. Se supo por una circular que remitió a las residencias en esas fechas y que se descubrió unas semanas después.

Del 17 de agosto a hoy, Ceuta ha sumado 251 positivos nuevos, sobre el total de 489 detectados hasta la fecha. En sólo 31 días

Pero ese viernes, 14 de agosto, Guerrero ya mostraba cierta tensión y preocupación por la situación. Las últimas horas no habían dejado buenas noticias, al contrario. Había 118 personas aisladas en sus domicilios por prevención y se esperaban resultados de varias decenas de PCR practicadas a casos sospechosos o a contactos de casos sospechosos. El sábado, 15, se elevaron las personas en vigilancia en sus domicilios a 251. Los siguientes días comenzó a romper en la estadística de casos detectados esa segunda ola que supera con creces a la primera, la del confinamiento.

El sábado 15 de agosto se sumaron 5 positivos, el domingo, uno y el lunes llegó el primer bofetón con 11 nuevos positivos y los casos activos en 24, no había más de 20 casos activos desde el 8 de junio, dos meses antes, por el famoso rebrote de la fiesta de cumpleaños a la que acudió un positivo confirmado. Desde ese lunes 17, de agosto hasta este miércoles, 17 de septiembre, Ingesa y la Consejería de Sanidad no han parado de detectar casos cada día. Tanto que en este último mes se suman más de la mitad del total de casos detectados desde que comenzara la pandemia con la confirmación del primer positivo el pasado 14 de marzo.

En pleno confinamiento del lunes 30 de marzo al domingo 5 de abril se sumaron 54 nuevos positivos, era la peor semana hasta la que dio cominezo el 24 de agosto. La pasada, del lunes 7 al domingo 13 de septiembre se batieron todos los registros con 71 nuevos casos detectados

Los contagios van sin freno y justo ahora han abierto los colegios. Las calles, termómetro perfecto para medir la preocupación de la vecindad, a ratos parecen ajenas a la pandemia con las terrazas llenas y las aceras atestadas, a ratos parecen mostrar preocupación real por la situación con aforos vacíos.

La realidad que muestra la estadística es la de récord tras récord de casos activos, día a día. Tras tontear con la centena unas cuántas jornadas en las que, la entonces doble actualización diaria del Ingesa, colocaba en cien o alguno más los casos activos a mediodía para rebajar a menos de cien en la segunda actualización a las 20 horas, se rebasó por primera vez al cierre del día, el 6 de septiembre, bajó a 89 sólo 24 horas después para instalarse en un crecimiento diario a partir del día siguiente, 8 de septiembre, 105 casos activos y a un solo positivo del récord absoluto de contagiados detectados en un solo día hasta la fecha, con 20. En las jornadas sucesivas 105, 107, 116, 119, 132… hasta marcar el récord absoluto el 14 de septiembre con 134 casos activos. 

positivos semanas a 13-9

Del 17 de agosto a hoy, Ceuta ha sumado 251 positivos nuevos, sobre el total de 489 detectados hasta la fecha. En sólo 31 días. La peor semana natural, de lunes a domingo, hasta la fecha había sido la del lunes 30 de marzo al domingo 5 de abril, en pleno confinamiento, cuando aún estábamos aprendiendo a convivir con la nueva realidad y el susto se llevaba en el cuerpo a todas horas. Aquellos 7 días de finales de marzo y principios de abril se sumaron 54 nuevos positivos, tanto así que justo ese 5 de abril marca aún hoy el récord de positivos confirmados en un día con 21 y era, hasta esta segunda ola, el día con mayor número de casos activos registrados (78).

Pero este mes los positivos semanales se han disparado, la peor semana fue la pasada. Del lunes 7 al domingo 13 de septiembre se confirmaron 71 positivos. La semana anterior a esa, 59 casos nuevos. Del lunes 24 al domingo 30 de agosto, 56 positivos más, y la semana del 17 al 23 de agosto se sumaron 41. De momento en lo que va de semana se llevan confirmados 24 nuevos casos.

El reto parece estar en frenar los contagios, para lo que hasta la fecha lo más eficaz es apelar a la responsabilidad individual de cada uno, al mantenimiento de las distancias de seguridad, al uso de la mascarilla y el lavado de manos frecuente, pero el arranque del curso y la celebración de comuniones suponen un riesgo evidente.

positivos diarios del 28jul al 17 sep

El día 17 de agosto se cerró con 24 casos activos. Desde entonces se han curado del virus 128 personas y se han quedado en el camino otras 5. Si se mira la evolución de los curados con los casos detectados, la correlación es similar con 10-14 días de diferencia. Es decir, cabe esperar que la próxima semana los datos de curados sean elevados en correspondencia con el pico de 71 casos de la pasada semana, aunque no todas las personas tardan lo mismo en curarse.

Un dato para ilustrarlo: si a los 24 casos activos que había el 17 de agosto se suman los 251 nuevos positivos detectados desde entonces, el resultado es de 275 contagios. Desde el 17 de agosto hasta hoy se han curado 128 personas, si se le suman los 5 fallecidos y se descuentan esos 133 de los 251 positivos acumulados desde ese 17 de agosto, el resultado es 142. Sólo 2 casos menos que los que se obtienen si se suman los nuevos positivos de los últimos 18 días: 144.

Si se frenan los contagios, la famosa curva tiene posibilidades de comenzar a doblarse y volver a una situación con los casos activos por debajo de la centena.  Suena a obvio, pero la conclusión es clara, si se controlan los contagios, si los ceutíes ponen celo en las medidas preventivas, en apenas dos, tres semanas, la pandemia puede bajar a niveles controlables. Por muchos curados que se den si los contagios siguen sin freno la situación puede seguir complicándose, al menos en lo epidemiológico. En lo hospitalario la situación parece mantenerse dentro de unos parámetros manejables, con sólo 5 personas ingresadas a día de hoy: una en la UCI, dos en Urgencias y otras dos  en planta. Y las perspectivas, con 700 personas en vigilancia epidemiológica hace sólo unos días, no parecen optimistas.

Ingesa detectó en el último mes más de la mitad de todos los contagios desde que comenzó la pandemia