Ceutíes y melillenses, los primeros en repagar las medicinas que recogen en la farmacia hospitalaria


Ceutíes y melillenses, los primeros en repagar las medicinas que recogen en la farmacia hospitalaria

- Los pacientes de las ciudades autónomas son los únicos españoles que deben abonar ya el 10% del precio del medicamento, siempre que no supere 4,2 euros

- Consulte el listado de medicamentos a repagar publicado en el BOE

Las ciudades autónomas de Ceuta (donde el INGESA había pedido sin éxito una moratoria al Ministerio) y Melilla han sido los únicos territorios en los que ha entrado en vigor este martes el repago de medicamentos que tendrán que afrontar los pacientes no ingresados cuando se les dispensen ciertos fármacos desde las boticas hospitalarias, una medida criticada por enfermos, profesionales sanitarios, partidos políticos y sindicatos.

Nueve Comunidades (Asturias, Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura, País Vasco, Castilla y León, Canarias y Andalucía) no aplicarán el sistema, que figura en una resolución de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del pasado 10 de septiembre, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 19 del mismo mes, que establece que el paciente deberá abonar el 10% del precio del medicamento, siempre que no supere 4,2 euros, que es el máximo que pagará el enfermo.

La medida afecta a fármacos destinados a procesos crónicos o graves -como varios tipos de cáncer, VIH o hepatitis C- que requieren control médico y que, hasta ahora, estaban exentos de pago.

Entre los medicamentos afectados se encuentran fármacos para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama (Afinitor, Tyverb), de riñón (Votrient), tumores cerebrales (Temodal). También contra la leucemia, la artritis reumatoide, para tratamientos de reproducción asistida o un sistema intrauterino anticonceptivo, entre otros. Son compuestos caros. Un envase de 168 comprimidos de Incivo de 325 miligramos, para la hepatitis C crónica, cuesta 8.870,40 euros.

Caballas presentó una iniciativa al Pleno de este lunes para instar a la Asamblea a rechazar este nuevo esquema de dispensación de medicinas en las farmacias hospitalarias. El PP se negó a aceptarla asegurando, según el consejero de Sanidad, Abdelhakim Abdeselam, que no afectará en negativo a los pacientes y que, al contrario, contribuirá a la sostenibilidad del sistema público de salud.

Explicaciones del INGESA

La Dirección Territorial del INGESA ha explicado esta tarde que "la aportación del usuario está condicionada a su TSI, de tal manera que los que tengan un TSI 001 están exentos de aportación, los que tengan un TSI 002, 003, 004 ó 005 tendrán una aportación del 10% del P.V.P. hasta un máximo de 4,20 euros".

Dado que los pensionistas tienen un máximo de aportación mensual, según el subgrupo al que pertenezcan, de 8, 18 ó 60 € no se exigirá el cobro mensual una vez superadas estas cantidades. Los usuarios de las mutualidades abonarán el mismo 10 % del precio de venta al público "hasta un máximo de 4,20 euros sin ningún tipo de tope". En caso de pacientes privados "serán sus compañías las que abonarán el importe integro de los fármacos".
 

- Consulte el listado de medicamentos a repagar publicado en el BOE

Ceutíes y melillenses, los primeros en repagar las medicinas que recogen en la farmacia hospitalaria