COVID-19

La cuarta ola de la pandemia ya apunta a ser "dramática en ingresos y muertes" en Ceuta

La cuarta ola de la pandemia ya apunta a ser "dramática en ingresos y muertes" en Ceuta
uci covid coronavirus
Imagen de archivo.
La ciudad ha sumado este jueves un fallecido por la enfermedad del coronavirus en su domicilio y más de 40 positivos. Si la onda epidémica, que aún no computa las consecuencias del trajín de Semana Santa, sigue su curso, en dos semanas la ciudad estará en los niveles de contagios marcados para cerrar la actividad no esencial a las 20.00 horas.

La cuarta onda de la pandemia en Ceuta ya parece el Angliru, el puerto asturiano de las cuestas imposibles, y lo peor es que da la impresión de que aún estamos en las primeras rampas. A la espera de las pendientes que, previsiblemente, traerá el trajín de Semana Santa y, quizá, de Ramadán, que comienza a la vuelta del fin de semana, este viernes la situación es, a ojos del jefe de Medicina Preventiva del Hospital, Julián Domínguez, "enormemente preocupante", "gravísima".

La extensión epidémica "será dramática en ingresos y muertes", alerta, si sigue la extensión del brote con su velocidad de propagación actual. Desde su punto de vista "el riesgo de rebrote teórico sigue subiendo y se puede estimaren más de163 pacientes más en los próximos 14 días, lo que situaría a la ciudad "en 557 como mínimo, que se corresponderían con 661,5 por cada 100.000 habitantes", es decir, en una tasa que según los umbrales pactados por el Gobierno con los empresarios obligaría a cerrar la actividad no esencial a las 20.00 horas.

curva cuarta ola 9 abril

"El escenario es gravísimo por el incremento vertical de la curva epidémica, que en la presente semana cabe superar los 500 casos diagnosticados por 100.000 habitantes en términos bisemanales", advierte el portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH).

Este viernes, cuando se conozcan las estadísticas oficiales de las últimas 24 horas, Ceuta sumará más de 40 nuevos positivos diagnosticados mientras las autoridades sanitarias mantienen bajo la lupa 61 brotes activos, algo más de la mitad familiares (34) y acaba de sumar un nuevo fallecido por la COVID-19 en su domicilio.

El número reproductivo básico instantáneo de contagiados, que debería estar por debajo de 1 para hablar de "normalidad", se sitúa en 1,42, el más alto de toda España con hasta ahora sólo 19 casos confirmados de la variante británica, aunque los resultados de las pruebas que deben remitirse a Madrid llegan con tal retraso que pierden casi toda fiabilidad.

"La media de casos positivos en la última semana ha sido de 33 al día, un 50% más que en la anterior, y se sigue manteniendo una proporción muy elevada de sintomáticos (72,8% de los pacientes), por lo que la local es la tasa más elevada de España (315,91 bisemanal subiendo) multiplicando por 4,3 la media nacional y en ascenso, lo que indica una importantísima transmisión comunitaria sostenida en ascenso", radiografía Domínguez.

El epidemiólogo cree que, más allá de adelantar el inicio del toque de queda a las 22.00 horas y reducir a 4 el número de no convivientes que pueden verse, se debería "readaptar los umbrales de los indicadores para hacerlos más sensibles y endurecer las medidas restrictivas en espacios interiores para minimizar el riesgo ante las festividades próximas".

También apostar por la vacunación con una sola dosis hasta disponer de forma masiva de viales, incluir el control microbiológico en aguas residuales, mejorar la aplicación informática de declaración de casos de la Consejería, intensificar los diagnósticos de contactos estrechos mediante PCR adicional, avanzar en la detección de variantes y extremar los controles sobre la movilidad interior y exterior.

La cuarta ola de la pandemia ya apunta a ser "dramática en ingresos y muertes" en Ceuta