El INGESA achaca a "problemas administrativos" el parón de las obras del Centro de Salud del Tarajal

El INGESA achaca a "problemas administrativos" el parón de las obras del Centro de Salud del Tarajal
Usuarios y trabajadores conviven con los escombros
Usuarios y trabajadores conviven con los escombros

- Delegación reconoce que está en vías de rescindir el contrato con la actual adjudicataria de la obra para volver a licitarlo

- El parón demorará la finalización de los trabajos que deberían estar terminados en su totalidad a finales de este año

- Hoy por hoy apenas se ha cimentado la parte en la que se erigirá un nuevo edificio que servirá para trasladar las consultas del actual mientras se reforma integramente


Las obras de rehabilitación y ampliación del Centro de Salud del Tarajal, uno de los últimos proyectos que José Fernández Chacón presentó como delegado del Gobierno en Ceuta, duermen el sueño de los justos desde hace tres meses sin que nadie acierte a dar una explicación convincente de por qué están paralizadas y sin visos certeros de retomarse.

El INGESA dice que existen "problemas administrativos con la adjudicataria" que se están llevando directamente desde Madrid; fuentes de la 'UTE Centro de Salud de Ceuta’ que forman 'Etosa Obras y Servicios' y 'Vvo Construcciones y Proyectos', que hay "problemas con algunos modificados"; a la Federación de Servicios Sociosanitarios de CCOO les mosquea la situación, sobre todo por la "falta de explicaciones" y hay trabajadores a los que la espera les desespera hasta el punto de que ya les parece que hace "un año" que no se trabaja en el proyecto.

No es así, ya que la semana pasada se cumplieron doce meses exactos desde que con su acta de replanteo se comenzó a ejecutar el proyecto, originalmente planteado en dos fases: la primera de construcción de un nuevo edificio en la parte posterior del antiguo, adonde debían trasladarse todos los servicios de éste, mientras fuese reformado íntegramente para ganar, en total, 20 consultas y disponer de 40.

Desde la adjudicataria de las obras se ha apuntado que "las grúas todavía están en el Centro de Salud", pero también han reconocido no saber si se volverá a trabajar o no en el proyecto, con un nuevo cuerpo de edificación de 1.611 metros cuadrados.

Las obras debían servir para mejorar la ubicación y ordenación del área de urgencias y extracciones; ampliar los locales de apoyo administrativo; agrandar los almacenes, prácticamente inexistentes, creando tres almacenes generales y uno de farmacia; mejorar las áreas de espera para pacientes y la dotación de aseos correspondiente; extender las superficies de instalaciones, en consonancia con la reforma integral y ampliación de éstas; y dotar al centro de 38 plazas de aparcamiento.

El edificio existente tiene una antigüedad de uso de 21 años y adolece de "un grave deterioro en sus locales e instalaciones". El plazo de ejecución del proyecto es de 21 meses y cuenta con un presupuesto que supera los cuatro millones de euros.

El propio delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, ha reconocido a este medio que han surgido problemas con la empresa adjudicataria, que achaca a los anteriores gestores, esto es al equipo saliente del PSOE. Y ha adelantado que la Administración está en vías de rescindir el contrato existente para volver a licitar las obras. Lo que traducido significa un parón considerable y que el centro no estará terminado cuando se preveía sino unos cuantos meses después. Eso sí, su finalización está garantizada, el dinero para la obra está presupuestado y dotado en los Presupuestos Generales del Estado y hasta el momento ha sobrevivido a los recortes ejecutados por el ministro Cristóbal Montoro. 

El INGESA achaca a "problemas administrativos" el parón de las obras del Centro de Salud del Tarajal