NUEVAS RESTRICCIONES

Si va a celebrar una boda, comunión o bautizó necesitará autorización de Sanidad

Si va a celebrar una boda, comunión o bautizó necesitará autorización de Sanidad
Los eventos multitudinarios como fiestas de despedida (una de ellas estuvo en el origen del mayor brote durante el confinamiento) tendrán que ser supervisadas por Sanidad./archivo
Los eventos multitudinarios como fiestas de despedida (una de ellas estuvo en el origen del mayor brote durante el confinamiento) tendrán que ser supervisadas por Sanidad./archivo  

Cualquier evento multitudinario tendrá que pasar el filtro de la Consejería de Sanidad de la Ciudad Autónoma de Ceuta, según ha anunciado el propio consejero del área, Javier Guerrero, este mismo viernes, tras participar en la reunión telemática del Consejo de Interterritorial de Salud.

Guerrero ha hecho mención expresa a las bodas, los bautizos y las comuniones. Estas últimas están más cerca de poder desarrollarse. Según ha relatado el consejero hay un principio de acuerdo con la Vicaría, a la que ha agradecido su disposición a colaborar y a la responsabilidad, para que las mismas puedan desarrollarse durante el mes de septiembre. “No vemos tanto problema en lo que es el acto religioso en sí como en las celebraciones”, ha aclarado Guerrero.

Es por eso, que la Consejería ha anunciado ya que cualquier evento de carácter multitudinario, sin especificar de momento a partir de cuántas personas se entenderá que es multitudinario, tendrá que ser notificado a Sanidad para que la Consejería participe en la toma de decisiones sobre el modo de desarrollar esa celebración y autorice o en su caso deniegue la ejecución del mismo.

Aún así, Guerrero ha dejado entrever que las comuniones se podrán celebrar en otoño: “no será como le gustaría, seguramente a los protagonistas, pero en septiembre esperamos que la situación esté mejor y se puedan llevar a cabo”, ha explicado, al tiempo que reconocía que la supervisión de las fiestas y eventos con presencia de muchas personas por parte de Sanidad supone cargarse de más trabajo, pero se hace para mejor la protección.

Y eso, la intromisión y supervisión de Sanidad en los eventos que congreguen a muchas personas no afectará sólo a los privados, también a los públicos, Guerrero ha dejado claro que la programación cultural de otoño, prevista por la propia Ciudad tendrá que pasar también su filtro y que eso puede afectar a los aforos y al modo de desarrollarse.

También está en estudio si se aplican nuevas medidas para las playas y el propio Parque Marítimo que vayan más allá del cierre nocturno de algunas para evitar la proliferación de reuniones de jóvenes para celebrar botellones.

Si va a celebrar una boda, comunión o bautizó necesitará autorización de Sanidad