A LAS 8.00 HORAS

Aparece el cadáver de un joven magrebí con traje de neopreno en La Ribera

Aparece el cadáver de un joven magrebí con traje de neopreno en La Ribera
Imagen cedida por un ciudadano.
Imagen cedida por un ciudadano.
Durante la madrugada de este miércoles ha conseguido acceder irregularmente a Ceuta por la vía marítima una docena de migrantes indocumentados marroquíes y en la nave del Tarajal la Ciudad acoge a 32 personas en cuarentena preventiva.

Patrullas de costa de la Guardia Civil de Ceuta han localizado este miércoles a primera hora de la mañana el cadáver de un joven migrante de origen magrebí vestido con traje de neopreno en la playa del Tarajal, en pleno centro de la ciudad autónoma. Fuentes de la Comandancia local de la Benemérita han explicado que, a expensas de la autopsia que deberá realizarse al cuerpo, el cadáver parece corresponder con el de un varón de unos veinte años de edad.

La hipótesis más probable apunta a que el joven perdiese la vida al intentar acceder irregularmente a territorio español a nado bordeando el espigón marítimo fronterizo del Tarajal, en aguas de la bahía sur de la ciudad autónoma, algo que intentan a diario decenas de ciudadanos marroquíes y que solo durante la última noche han conseguido con éxito “una docena” de migrantes, según fuentes sanitarias.

El Gobierno de Ceuta acoge actualmente a 32 foráneos adultos en la nave acondicionada en los polígonos comerciales anexos a la frontera (cerrada desde el pasado 13 de marzo para contener la pandemia del coronavirus), donde los recién llegados deben pasar una cuarentena preventiva de entre 10 y 14 días en aislamiento para descartar que estén contagiados de la COVID-19.

El Ejecutivo autonómico ha cifrado en una media de 25 por semana las entradas irregulares de ciudadanos marroquíes que se registran en Ceuta por la vía marítima y ha solicitado ayuda a la Administración General del Estado para encontrar un inmueble en el que dar cobijo durante el invierno a los 150 menores extranjeros no acompañados (MENA) ahora albergados en módulos prefabricados en el barranco de Piniers y a los adolescentes y adultos del país vecino que han vuelto a vivir en la calle tras la desactivación del estado de alarma.

Aparece el cadáver de un joven magrebí con traje de neopreno en La Ribera