Asuntos Sociales promete a su personal del Príncipe un vigilante de seguridad por las tardes


Asuntos Sociales promete a su personal del Príncipe un vigilante de seguridad por las tardes

- Martínez asegura que Mohamed y Mirchandani han subido al Polifuncional de la barriada a dar "apoyo moral" a los trabajadores y dice que su preocupación por su seguridad es "comprensible y legítima"

- El portavoz gubernamental afirma que es "la Consejería de Gobernación" la que está "estudiando" qué medidas adoptar

El portavoz del Gobierno ceutí, Guillermo Martínez, ha asegurado este viernes que el Ejecutivo local considera "comprensible y legítima" la inquietud trasladada este jueves a los consejeros de Asuntos Sociales y Economía, Rabea Mohamed y Premi Mirchandani, por los trabajadores que desarrollan su labor en el Edificio Polifuncional del Príncipe Alfonso después de que un joven de 33 años, Tarek M.M., fuese ejecutado a tiros el miércoles a las 14.00 horas en una cafetería situada a unos metros de las dependencias municipales.

El consejero no ha querido concretar, cuando se le ha preguntado al respecto, cuáles han sido los compromisos adquiridos por el Gobierno para aplacar la "preocupación" de los trabajadores y se ha limitado a señalar que Mohamed y Mirchandani fueron a la barriada a dar "apoyo moral" a los empleados y a estudiar un "refuerzo de la seguridad".

Según el portavoz gubernamental es "la Consejería de Gobernación" la que está "estudiando" qué hacer al respecto, aunque fuentes del colectivo de trabajadores han detallado a Ceutaldia.com que lo que Rabea Mohamed ha prometido es "incorporar un vigilante de seguridad privada por las tardes al Polifuncional, que ya cuenta con uno por las mañanas". Estas mismas fuentes han puesto "en cuarentena" su confianza en la palabra del Ejecutivo, que según han recordado "no es la primera vez que se compromete a adoptar una medida similar".

Lea también:

- Mohamed y Mirchandani suben al Príncipe para tratar con la plantilla del Polifuncional su situación

Asuntos Sociales promete a su personal del Príncipe un vigilante de seguridad por las tardes