La Guardia Civil incautó el sábado más de 300 kilos de hachís en varias operaciones

La Guardia Civil incautó el sábado más de 300 kilos de hachís en varias operaciones
Lancha interceptada el sábado

- Las más cuantiosa fue la detención de una lancha de recreo que llevaba cerca de 250 kilos

- La fuera borda intentó darse a la fuga al ser detectados por la Guardia Civil y tirar los bultos al mar, sin éxito


La Guardia Civil de Ceuta ha cerrado un fin de semana ajetreado en lo que a la lucha contra el tráfico de droga se refiere. En total más de 330 kilos de hachís incautados en diversas operaciones y cinco detenidos por el tráfico de droga.

La operación más importante se desarrolló el sábado a primera hora del día, cuando sobre las 7.30 horas el Servicio Marítimo detectó en la bahía norte una embarcación que “por sus características técnicas se enmarcaba en el perfil de las que vienen siendo utilizadas para el intento de pase de sustancias estupefaciente hacia la costa peninsular confundiéndose con la realizan navegación de recreo por la zona”, según hila el relato del propio Cuerpo.

La embarcación se percató de la presencia de la patrullera de la Guardia Civil e intento darse a la fuga “realizando maniobras evasivas que ponían en grave riesgo la estabilidad de ambas embarcaciones y la integridad física de sus ocupantes”. Incluso uno de los ocupantes, posteriormente detenido, comenzó a desestibar la carga arrojándola al agua, aunque los bultos fueron posteriormente recuperados y la embarcación interceptada.

Los dos ocupantes son O.J.P.P, de Algeciras y con 37 años de edad y M.H.L con pasaporte marroquí y residencia en España y de 27 años de edad. En total llevaban 247.091 gramos de resina de hachís, que en el mercado tendría un valor aproximado de unos 400.000 euros, según la Guardia Civil.

Ambos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial y la droga intervenida. No fue la única operación desarrollada con éxito por la Guardia Civil.

En la estación marítima de Ceuta se incautaron en total 85.380 gramos de resina de hachís, 3 detenidos y dos vehículos intervenidos gracias a la labor de los perros.

Dos belgas, naturales de Marruecos, y con 44 y 38 años de edad se les intervino 55.520 gramos de resina de hachís, valorados en unos 90.000 euros y que escondían en un doble fondo practicado en el Audi A-6 en el que viajaban con matrícula belga.

Otros casi 30 kilos, 29.860 gramos, también de resina de hachís con un valor aproximado de 48.000 euros se encontraron ocultos en el interior del habitáculo del vehículo marca Mercedes y con matrícula holandesa que conducía otro ciudadano holandés, también natural de Marruecos y con 55 años de edad.

La Guardia Civil incautó el sábado más de 300 kilos de hachís en varias operaciones