INMIGRACIÓN

Marruecos mira hacia otro lado mientras un millar de sus nacionales huyen a Ceuta

Marruecos mira hacia otro lado mientras un millar de sus nacionales huyen a Ceuta
<p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p> <p>Alrededor de un millar de marroquíes, 300 de ellos menores, en algunos casos familias enteras, han cruzado a Ceuta b
Al  menos 300 de ellos podrían ser menores.

Alrededor de un millar de marroquíes, 300 de ellos menores, en algunos casos familias enteras, han cruzado a Ceuta bien por el espigón de la frontera del Tarajal, bien por la de Benzú, ante la absoluta pasividad de las autoridades marroquíes. De momento la única cifra oficial, aun por consolidar, es la facilitada por la Delegación de Gobierno, que cifra en “alrededor de mil” las entradas, de los que 300 “podrían ser menores”.

Un éxodo sin precedentes, que multiplica el último episodio vivido en la frontera del Tarajal, hace apenas un mes, con la entrada de un centenar de jóvenes, todos varones, a finales de abril, y que podría enmarcarse en la respuesta de Marruecos a la acogida de España a un líder saharaui enfermo de Covid, un acto humanitario que ha enervado a Rabat, que está además inmersa en proceso electoral. Pero es también un preocupante síntoma de la situación crítica que viven las localidades marroquíes vecinas de Ceuta, cuya economía estado tradicionalmente ligada a la de Ceuta, tanto al porteo como al flujo incesante de personas en ambas direcciones. El éxodo de jóvenes ahora familias enteras que vive Castillejos parece no acabarse, poniendo en duda el futuro de la zona. 

Las entradas han comenzado poco después de las 2.00 de la madrugada por la zona de Benzú. Alrededor de setenta hombres, mujeres y niños han entrado en la localidad española rodeando el espigón que avanza unos pocos metros sobre aguas del Estrecho entre Beliones y la barriada ceutí. Fuentes de la Delegación han explicado en declaraciones a Europa Press que las entradas irregulares de este lunes se han puesto en conocimiento de los ministerios de Interior y Asuntos Exteriores, que a su vez han establecido contactos con las autoridades marroquíes para coordinar una respuesta que de momento se desconoce si pasará también por la expulsión inmediata de los migrantes.

El presidente de la Ciudad ha regresado de urgencia desde la península y durante la tarde de este lunes está previsto que el Ejecutivo local mantenga una reunión telemática con la Delegación para coordinar el dispositivo de acogida de los recién llegados, adultos y menores.

Marruecos mira hacia otro lado mientras un millar de sus nacionales huyen a Ceuta