BALANCE DE LA POLICÍA LOCAL

En pandemia, más denuncias por desobediencia o ruidos y menos de tráfico y otras infracciones

En pandemia, más denuncias por desobediencia o ruidos y menos de tráfico y otras infracciones
Policía Local Calle
Imagen de archivo.
La Policía Local registró el año pasado tras el cierre de la frontera y la imposición de restricciones de movilidad y actividad social muchas menos infracciones de circulación, por venta ambulante, tenencia de armas o ligadas a la inmigración irregular, pero incrementó sus requerimientos por comportamientos irregulares en los domicilios o resistencia a la autoridad.

La interrupción del flujo fronterizo desde el 13 de marzo del laño pasado y las medidas para frenar la enfermedad del coronavirus a lo largo 2020 han provocado una "importante reducción" del número de infracciones de tráfico y de accidentes (de 10.360 a 6.284); denuncias por venta ambulante (de 461 a 132); y de limpieza (de 442 a 189) detectadas y tramitadas por la Policía Local. De igual modo se registró una disminución en el número de denuncias por tenencia de armas u objetos peligrosos: de las 168 de 2019 a las 91 de 2020.

La pandemia también ha sido determinante en el balance en el ámbito de menores, puesto que los componentes de la Policía Local únicamente efectuaron 186 traslados a centros de acogida el pasado ejercicio, por los 1.139 realizados en 2019.

En  la misma línea, se redujeron las intervenciones con vehículos abandonados (un centenar menos) y se registró una reducción de un tercio en cuanto a las propuestas de baja del Padrón, especialmente teniendo en cuenta que el cierre del Tarajal ha impedido la entrada de ciudadanos extranjeros a la ciudad autónoma.

Por el contrario, los agentes de la Ciudad acrecentaron su labor en el cumplimiento de las medidas de protección y seguridad frente a la COVID-19. Por ese motivo las estadísticas del Cuerpo reflejan un aumento en cuanto al número de denuncias por desobediencia y resistencia a la autoridad. Los requerimientos por ruidos y vibraciones (consecuencia del confinamiento y de la gran cantidad de tiempo que la población ha permanecido en sus viviendas) se han incrementado hasta los 916, por los 621 de 2019.

El Cuerpo de Seguridad municipal "intensificó y reforzó" en 2020, según el Ejecutivo local, su coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Una colaboración "más estrecha" que ha posibilitado una mayor efectividad de las actuaciones desarrolladas, que además han estado condicionadas por las circunstancias excepcionales causadas por la COVID-19, especialmente en lo relativo al confinamiento de la población, el traslado de menores e inmigrantes a los polideportivos habilitados como albergues provisionales, así como el cierre de la frontera del Tarajal.

La Central de Comunicaciones de la Policía Local ha atendido un total de 43.003 llamadas.

En pandemia, más denuncias por desobediencia o ruidos y menos de tráfico y otras infracciones