ccoo
FSC-CCOO Ceuta

Cada año, en el día 28 de abril, es obligado hacer balance del nivel de implantación que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales tiene en nuestro país, y la aceptación que ha conseguido en sus veinticinco años “de vida” para integrar en el pensamiento de las personas el principio de seguridad y salud en el trabajo.

Para nuestra preocupación, los movimientos en cumplimiento son tímidos y conseguidos a golpe de sanciones, amenazas y juicios, y ese no es el camino deseable.

Este año 2021, desde la FSC de CCOO en Ceuta, somos positivos porque creemos en nuestros nuevos objetivos, que en corto y medio plazo deben obtener resultados. Queremos convencer y exigir.

Convencer, de que la mejor capitalización de una empresa es un recurso humano experto, sano y seguro, que ofrezca a la organización lo mejor de sí mismo porque se entiende integrado, se siente respetado y se sabe considerado. La capitalización del conocimiento marca la diferencia entre las empresas prósperas y las cutre.

Exigir, porque CCOO va a estar invigilando el devenir de la prevención del riesgo laboral en todas las empresas.

La seguridad y salud optimiza cualquier objetivo empresarial, y debe estar presente en el diseño, en el inicio de cualquier proyecto de tarea, estructura, encomienda, etc. La seguridad y salud debe estar en el mundo de las ideas del pensamiento empresarial y así, y sólo así, estaremos contemplando una relación laboral de los trabajadores en un contexto seguro, saludable y enriquecedor, pues el tiempo de la esclavitud y la ambición ya pasó en Europa, y nos proclamamos custodios de esta aseveración. Aunque lastimoso, recordamos a algunos empresarios que sus empleadas y empleados son personas.

Los tiempos de crisis no tienen por qué ser inseguros, todo lo contrario, son momentos de asegurar perfectamente los recursos de explotación y poder aprovechar los cambios para mejorar como empresas y en las cuotas de mercado.