Juan Carlos Trujillo
Juan Carlos Trujillo  
Juan Carlos Trujillo

La vida nos enseña que reconocer las virtudes de tus rivales te acercan al triunfo final al ser plenamente conscientes de las estrategias que podrían utilizar en cada momento. Nadie alberga duda alguna respecto a la capacidad de maniobra de la izquierda española en el complicado mundo de la comunicación, y más aún en la manipulación de la realidad siempre en beneficio propio desviando la atención de las problemáticas que les afecta. Nuestra historia más reciente demuestra cómo el ataque furibundo contra SM el Rey Juan Carlos I responde a la última mentira del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, la inexistencia del “Comité de Expertos” que argumentaba la “Guía de la desescalada” durante la pandemia del Covid-19. 

Antes de continuar con mi artículo debo recordar cómo el anterior jefe del Estado, Francisco Franco, designó como sucesor a nuestro actual rey emérito, Juan Carlos I, con la única intención de continuar con el régimen totalitario. Un príncipe formado en los principios absolutistas, que devolvió por convicción propia la soberanía nacional a los españoles y españolas. Algunos y algunas obvian de manera interesada como dirigió magistralmente la transición que nos llevaría a la aprobación, de manera mayoritaria, de la Constitución Española de 1978, superando circunstancias muy adversas y ganándose la simpatía de la ciudadanía en general así como, de dirigentes políticos, sindicales, empresariales y militares. t

Tanto los errores cometidos en la gestión de la pandemia del Covid-19, como la gran mentira del “Comité de Expertos”, han sido las precursoras de la campaña mediática, sin fundamento jurídico, contra la figura del Rey emérito, Don Juan Carlos I.

También es importante señalar como tuvo que enfrentarse a varias intentonas golpistas que buscaban finiquitar el camino iniciado. Desde intentos de secuestros, asesinatos y levantamientos militares. El “zambombazo” del Día de las Fuerzas Armadas, el plan de los  tres coroneles para neutralizar a Felipe González, la “Operación Galaxia” o la más conocida, la intentona golpista liderada por Milans del Bosch y Antonio Tejero, el 23F. Los episodios más oscuros que algunos y algunas pretenden hacer olvidar tergiversando nuestra historia o directamente borrándolos de los libros de texto cuando la experiencia nos indica que conocer nuestra historia es esencial para construir, avanzar y si es necesario cambiar.  

Una vez hechas estas aclaraciones es momento de señalar como las informaciones publicadas, que han puesto de manifiesto tanto los errores cometidos en la gestión de la pandemia del Covid-19, como la gran mentira del “Comité de Expertos”, han sido las precursoras de la campaña mediática, sin fundamento jurídico, contra la figura del Rey emérito, Don Juan Carlos I. Un ataque brutal perfectamente planificado por las “cloacas” de Ferraz, que han silenciado en los medios de comunicación las críticas contra el Gobierno social comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.  El Gobierno mintió en el número real de fallecidos, con las pruebas, con los equipos de protección individual  y con el comité de expertos. Y ahora lo hace con los rebrotes. Los españoles merecemos que nos digan la verdad y que gestionen bien de una vez.