La dselegada, Salvadora Mateos, el presidente, Juan Vivas, el consejero de Sanidad, Javier Guerrero y el responsable de Ingesa, Jesús Lopera, en el Colegio de Médicos
Javier Ángel Díez Nieto

Sin duda, lo inesperado, la sorpresa, el asombro…, constituyen una parte esencial y la característica del actual presidente del Partido Popular. Porque a menos, que solo sea un símbolo de la realidad espiritual de su ego, Juan Vivas, ha dicho que se presenta de nuevo a dirigir el partido. Sin embargo, creo haber oído también en los medios de comunicación que, en su día, había dicho que no se presentaría a las elecciones autonómicas para presidir otra vez la ciudad y así liberarse de toda responsabilidad y descansar en paz. En fin…que me parece que prefiere una caja de música a un pájaro libre en el campo. ¿Qué espinas ha sentido para esta sorprendente dicotomía? ¿Sera que la oligarquía bien pagada, situada y servil, que él mismo ha creado, se lo impide para no quedar huérfanos de sus prebendas? Y así podremos asegurar que estos, como decía el romance… ¡Saldrán con saña a echar/ a cualquier otro que se presente! Pero bueno, esto es lo que solo sabemos los ciudadanos: ¡Que él prefiere escupir su tenue alma de gobernante con sueños de oro, siempre que le permitan seguir manejando las cerradas listas del cambio en las próximas elecciones autonómicas!

Con ello…, con este anuncio de presentarse a la dirección del partido… ¡Ya tenemos de nuevo en puertas el congreso del PP, donde se vuelve a presentar otra vez el de siempre! Así que asistiremos a … ¡Un nuevo gobierno del cambio… ¡es decir… ¡que seguirá el mismo desde hace más de una década! Eso sí… ¡Rejuvenecido, con casi las mismas caras! Y así, es posible que asistamos al renombramiento del mismo personaje. Ya que él sigue manejando los dineros y es mucho el clientelismo pagado que le cobija. ¡Nada nuevo bajo el sol! En fin… que con él se sigue aumentando el fangal del partido popular y su escatológico futuro. Porque si se cumplen estos propósitos de renombrar al mismo personaje, esta ciudad con olor a sal y mar, puede esperar magníficos días de extraños sucesos, viendo como el PSOE y los otros, siguen haciendo nidos propios en los ya canos cabellos del partido. Nidos, que harán realidad la historia del famoso Don Julián. Porque en el fondo estamos asistiendo a una súbita transformación de nuestra ciudad. Metamorfosis de la que no conocemos como será la tinta de los colores del nuevo insecto final que, saldrá de esta extraña unidad que diariamente se gestiona en la asamblea de la ciudad.

Porque los nidos que se puedan hacer en los ya canecidos pelos del gobierno ceutí, estarán llenos del color del azufre y de las falsas dentaduras olvidadas que, fuertes y vivas antaño, luchaban contra el proyecto popular en nuestra ciudad. Partido Popular cuyas gaviotas, antes blancas aparecen ahora manchadas y heridas, con los alambres, toallas y camisetas sucias de nuestros basureros, asustando todos los días a nuestras gentes en sus calles. Por ello, viéndolas, apenas se recordarán sus ideales después de estas extrañas alianzas que el actual gobierno ciudadano enlaza con la oposición todos los días en la asamblea. Y habrá que recordar que no hay obra más larga que aquella que no nos decidimos a comenzar. Esto último…es lo que desde hace mucho tiempo está pasando en nuestra casa. Por ello, que nadie se extrañe, que ese viejo partido que surgirá con la repetición de su presidencia, nos diga a su manera… ¡Recuerda, resiste y resígnate a la venta de los ideales que en su día hicieron grande al Partido Popular en nuestra ciudad! Porque, aunque aislados y considerados apestosos por el propio gobierno, que le permitió su entronamiento, ósea de aquellos miles de ciudadanos defraudados que, en su día apoyaron al partido, seguirán siendo despreciados. Porque estos, son gentes que en su frente saben que son los guardianes olvidados de los principios que hicieron grande al partido y que les llevo a gobernar su ciudad con una increíble mayoría absoluta.

¡Anatema! Dirá el de repetido presidente ante aparición de algún contrincante, condenándolo al ostracismo y al olvido. Su interesada liturgia personal de sillón, encerrado en un museo de cosas raras, le obligara a decirlo y de esta manera, aun rompiendo la lealtad que debía mantener a la ejecutiva nacional, decidirá romper como si de un nuevo reino taifa se tratara, toda disciplina que el interés nacional exija. Esto históricamente ya paso con don Julián y el reino de España en su momento, aislándola del resto. Ahora, con esa alianza entre bambalinas con el PSOE y los demás grupos, que se han forjado en nuestra casa… ¿Dónde estará su ayuda y alianza? ¿Y qué ventajas espera obtener para su inestable gobierno en una ciudad subvencionada? … ¿Nada? Porque esta es la pregunta que muchos se hacen en nuestras calles con su sorprendente decisión personal.

¡En fin…! Nuevos tiempos se avecinan, nada claros para el gobierno del antaño fuerte Partido Popular. Y el miedo y temor a otros posibles pactos, marcaran su inestable gobierno durante un tiempo. De lo que muchos estarán seguros es que la inestabilidad marcara estos años con su posible reelección, y eso no es bueno para la ciudad. Y esto es así, porque siempre es mejor ser un simple oficial en un ejército organizado y disciplinado, que ser general de variopintas bandas dispersas por los despachos. Pero… quién nos sacara del fangal en que nos ha metido, este… ¿Nuevo Don Julián? Y sobre todo… ¿Se va a ir del gobierno de la ciudad o se queda?