Miguel A. P.

Juan Vivas, según ha ido pasando el tiempo, además de perder votantes, también ha perdido credibilidad. Ignoro si es totalmente responsabilidad suya o de las personas en las que delega los puestos de responsabilidad, el caso es que ya casi nada de lo que dice lo termina cumpliendo.

Los animalistas pusieron mucha ilusión cuando Vivas entró de presidente, sobre todo las personas que se desviven por cuidar los gatos de la calle y los perros abandonados. Los que pensamos que todos los animales tienen el mismo derecho a la vida y a ser respetados, esos sabíamos que Vivas no iba a llegar muy lejos, él tiene poco de animalista en general.

La situación de los gatos que viven en la calle es pésima y el máximo responsable es el presidente de la Ciudad. La TNR-CES (Captura-Esterilización-Suelta) organizada por parte del ayuntamiento ha sido una verdadera porquería, además de insuficiente totalmente. La Ciudad se comprometió por escrito a poner el personal para capturar a los gatos y llevarlo a la clínica adjudicataria del contrato para su posterior esterilización. Y eso solo lo ha cumplido unos meses, luego ha tenido que ser una voluntaria de Comunidad Gatuna, de forma totalmente altruista, e invirtiendo más horas que un reloj, junto con algún voluntario más, los que han hecho el trabajo que le correspondía al ayuntamiento. También voluntarios de la Asociación "Gatos Refugio Vida" (AGREVICE) han estado capturando y llevando gatos a la clínica para su esterilización. ¡A esto no hay derecho!¡Menuda poca vergüenza por parte del ayuntamiento!

Por un lado, según dice el pliego de condiciones, la clínica veterinaria adjudicataria del contrato tenía que tener los gatos en la clínica un mínimo de 24 horas. Esto tampoco es que se haya cumplido mucho, es más, las hembras que llevaban a esterilizar lo normal es que estuviesen en observación unos tres días en la clínica, pero las asociaciones la llevaban por la mañana y la recogían por la tarde, teniendo que trasladarlas al consultorio que tiene Comunidad Gatuna para pasar allí tres días en observación antes de soltarla en el mismo lugar que la capturaron. Eso en el caso de que esa hembra la hubiese llevado a la clínica veterinaria la voluntaria de Comunidad Gatuna, en el caso de que hubiese sido la Asociación “Gatos Refugio Vida” (AGREVICE), ellos se tienen que buscar la vida porque no disponen de ningún local cedido por el Ayuntamiento. Lo dicho, un desastre todo lo relacionado con la TNR-CES del ayuntamiento.

Por otro lado, tenemos que la representante de la Fundación Brigitte Bardot, una Fundación francesa que se encarga del bienestar de los gatos de la calle, se reunió en el ayuntamiento a finales del 2019 con el presidente de la ciudad, el consejero de sanidad, técnicos de sanidad, responsables de Comunidad Gatuna, etc. (todos salieron muy bien en la foto de prensa), y llegaron al acuerdo de que se iban a esterilizar, en un plan de choque, porque el tema de los gatos de la calle, según un estudio previo que se hizo, estaba fatal, unos 4000 gatos en 3 años. La Fundación Brigitte Bardot es la que pone la gran parte del dinero para esterilizar. Todo esto lo publicó la Ciudad en su página web oficial.

A día de hoy, la situación es lamentable, y nadie sabe si el ayuntamiento va a volver a hacer una TNR-CES propia para seguir esterilizando gatos de la calle, y así evitar que se eche a perder todo el trabajo que han hecho las voluntarias y voluntarios.

Lo mínimo que debería de hacer el ayuntamiento, es decir, Juan Vivas, como máximo responsable, es dotar a las asociaciones, Comunidad Gatuna y AGRAVICE..., de una partida económica para poder contratar a personas (así también se contribuye a que haya menos paro) que se encarguen de capturar a los gatos de TODAS LAS BARRIADAS de Ceuta y llevarlos al veterinario para su posterior esterilización.

Recordarle al señor Vivas que en la reunión que mantuvo a finales del 2019 con la representante de Fundación Brigitte  Bardot se comprometieron a esterilizar unos 4000 gatos, a 1000 por año, y que el ayuntamiento vio muy bien la propuesta que le hicieron de que fuese la ciudad la que aportara el dinero para contratar al personal necesario para capturar a los gatos y llevarlos al veterinario para su esterilización.

No se entiende ni comprende, que siendo el responsable de los gatos de la calle el ayuntamiento de Ceuta, y teniendo el apoyo que está teniendo de la Fundación Brigitte Bardot, que pone el importe económico anual para castrar a 1000 gatos por año, cómo el ayuntamiento no se digna a dotar de material y presupuesto a las asociaciones de Ceuta para que puedan tener el personal cualificado y suficiente para capturar a los gatos y llevarlos al veterinario para que lo esterilicen y después, una vez estén en observación los días que correspondan, soltarlos en el mismo lugar que lo capturaron.

Una ciudad como Ceuta que se gasta más de 600.000 euros para la iluminación de las fiestas y que compra unas farolas que valen un dineral, no puede bajo ningún concepto no tener dinero para invertir en unos pobres animales que viven en la calle y que las hembras no paran de parir porque el incompetente de turno que tiene que poner los medios económicos necesarios para que esto deje de pasar lo invierte en gilipolleces. Una ciudad que sus gobernantes mirar para otro lado en todo lo relacionado con el bienestar de los animales en general, se convierte en una ciudad de mierda. Cuando digo sus gobernantes, que conste que también me refiero a los partidos que están en la oposición.

Empecé votando al señor Vivas, aunque NO soy de derechas. Hace años que dejé de votarlo porque no me convence, pero lo mismo que me pasa a mí, como bien se puede apreciar le está pasando a muchas personas.

Para terminar, le diría al señor Vivas, que lo que aquí escribo, y me quedo corto, es lo que muchos y muchas quisieran poder decirse bien por escrito o en su cara, pero ya se sabe lo que pasa en esta ciudad, que otra cosa no habrá, pero miedo hay para parar un tren. Y lo entiendo, porque ya se sabe lo que le puede pasar a los que se salen del "tiesto".