Rabea Mohamed, durante un Pleno.
- Nuevamente tenemos que traer a la opinión pública las supuestas ayudas sociales que el desgobierno del Sr. Vivas anunció a bombo y platillo pero que olvida una y otra vez asignar los fondos para que las Asociaciones encargadas de distribuirlas puedan hacerlo.

Ya denunciamos el pasado mes de enero que no se habían firmado los Convenios para el año 2.015 con las entidades sociales que contribuyen a paliar la pobreza en nuestra ciudad, que aunque los doctores en estadística que no pisan las calles, no crean en las muestras, [email protected] creemos en lo que vemos cada día, en los que nos demandan nuestros [email protected] y en lo que las instituciones benéficas reivindican.

Si no creen en los datos del informe de EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social / European Anti Poverty Network), crean en las Asociaciones, en la Ciudad hay necesidad, hay hambre. El lunes era el Presidente de Cáritas de Ceuta el que tenía que señalar que desde el pasado día nueve han tenido que renunciar a hacer frente a pagos de alquiler, agua, electricidad, medicamentos entre sus solicitantes ante la falta de fondos, que sólo podían repartir alimentos con gran dificultad recibidos de la generosidad de [email protected] ceutíes, y respetuosamente solicitaba que se aceleraran los trámites para que en dos semanas pudieran retomar el sistema de ayudas sociales.

El impacto de la crisis, en general y la mala gestión de la política social, en el caso concreto de nuestra ciudad, son los antecedentes que golpean con crudeza el estado de bienestar y sobretodo el bienestar y la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas que poco o nada parecen interesar al desgobierno local, afanado más en lanzar una propaganda de supuestas inversiones que nunca se vislumbran en la realidad económica de nuestra ciudad y que en nada sirven para corregir las pésimas situaciones que azotan a miles de familias ceutíes. Mientras los anuncios del dinero en gastos sociales se lanzan a cinco columnas, las entidades sociales (Cruz Roja, Cáritas, Cruz Blanca, Luna Blanca, etc.) se ven obligadas a paralizar sus ayudas asistenciales porque ya no les llegan sus propios fondos, pues los que facilita la Ciudad se acaban al recibirse, y los convenios se atascan en despachos buscando el momento idóneo para sacarles más rendimiento electoral.

Desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) denunciamos que la firma de esos convenios no debe retrasarse ni un minuto más, pues quienes las necesitan no pueden esperar dos semanas(o casi dos meses desde que lo denunciamos) a que la Sra. Mohamed decida presentar los Convenios al Consejo de Desgobierno y Trifulcas.

EL MDyC cree que el cargo político está para gestionar de forma eficaz, es incomprensible que sabiendo cuándo vencen los Convenios, la Sra. Consejera espere a que pase ese plazo para ordenar la realización del siguiente, cuando desde el mes de noviembre se conocían los presupuestos del 2.015 y en diciembre se aprobaron. Su incapacidad para dirigir un departamento, su inutilidad para ordenar las prioridades del mismo y su ineptitud para afrontar las urgencias la hacen un obstáculo para la aplicación de la política de Servicios Sociales.

El Sr. Vivas ya está tardando en destituir a la Sra. Mohamed como supuesta responsable de la Consejería de Asuntos Sociales, ya que ella no es capaz de presentar la dimisión ante el cúmulo de despropósitos con los que está hundiendo ese departamento, exigimos al Sr. Vivas que la cese, pues no se puede permitir que las Ayudas Sociales, imprescindibles para la supervivencia de miles de ceutíes estén paralizadas por su desidia. El asunto no es un juego, es la vida de las personas, pero el Desgobierno del Sr. Vivas no entiende de personas, sólo gobierna para sus allegados.