danielson

Tom Danielson se lleva la crono y se convierte en el nuevo líder

El estadounidense del Garmin Tom Danielson fue el más rápido en la Contrarreloj Individual que dio forma a la cuarta etapa de la Vuelta Ciclista a Burgos al recorrer los 15 kilómetros de los que constaba la etapa en un tiempo de 17 minutos y 9 segundos.
       Una victoria que le sirvió además para enfundarse el jersey morado que le acredita como líder de la Vuelta a Burgos, a falta de la disputa de la última y etapa reina (Vilviestre del Pinar-Lagunas de Neila, 155 Km.) que Alejandro Valverde (Caisse D'Epargne) afrontará a 5 segundos del líder y Xavier Tondo (Andalucía) a 18 segundos.
       Fue el corredor del Kathusa, Alexei Markov, quien marcó el primer tiempo a tener en cuenta al parar el cronómetro en 17 minutos y 25 segundos. Lieuwe Westra (Vacansolei) con 17'31 y Simon Gerrans (Cervélo) con 17'38, fueron durante gran parte de la etapa, los únicos que se acercaron al tiempo marcado por el ruso del Kathusa.
       El americano Tom Danielson (Garmín) fue el único que rompió la barrera de los 17'25 marcado por el ruso Markov, consiguiendo el mejor tiempo con 17'09, diez segundos monos que su compañero y compatriota Danny Pate, que lo paró en 17'19, y que fue segundo en la etapa.
       Alejandro Valverde, que a priori era uno de los favoritos para hacerse con el triunfo en esta Contrarreloj Individual, antesala de la etapa reina, no pudo mejorar el tiempo del americano, algo que comenzó a intuirse al paso por el punto intermedio, en el que el americano también marcó el mejor registro.
        La cuarta etapa volvió a dejar muestras de la entrega de los ciclistas por su profesión. El último ejemplo, la decisión de tomar la salida del corredor del Burgos Monumental-Castilla y León, Joaquín Sobrino, después de sufrir una aparatosa caída en la meta de Burgos por la que recibió varios puntos de sutura en una de sus cejas.
       Pese a los tiempos marcados por todos los favoritos para hacerse con la General de la Vuelta a Burgos, un año más, serán las rampas de Las Lagunas de Neila, puerto de Categoría Especial, las que dictarán sentencia.
       Una etapa en la que los supervivientes de la carrera deberán superar cinco puertos de montaña: el Alto del Collado de Vilviestre del Pinar (3ª Categoría), en el kilómetro 100; el Alto del Collado (2ª Categoría), a 36 de meta; Pasil de Rozavientos (1ª Categoría), a 28 para el final; por segunda vez el Alto del Collado, a nueve de meta y, finalmente, Las Lagunas de Neila, puerto de Categoría Especial, que coronará al vencedor final de la XXXI Vuelta a Burgos.