inflaman

Las amenazas de golpe inflaman la protesta en Egipto

Las clases medias egipcias y Estados Unidos deseaban una reforma gradual, un proceso de democratización tutelado por el Ejército que evitara las opciones extremas, el colapso del régimen del presidente Hosni Mubarak o el baño de sangre después de días de protestas en todo el país , protestas que ya desbordan la plaza de la Liberación y que se han trasladado ante la sede del Parlamento egipcio en El Cairo. Esa opción intermedia parece cada vez menos probable. Las amenazas de "golpe de Estado" lanzadas por el vicepresidente y actual hombre fuerte del régimen, Omar Suleimán, solo lograron ayer inflamar aún más la protesta popular en las calles. Y demostraron que, tras las vagas promesas de días anteriores, no había más que una dictadura dispuesta a perpetuarse.