iriondo

Iriondo intentó sacar una pistola en su detención en Francia

El dirigente de ETA Aitzol Iriondo, detenido ayer en Gerde (sur de Francia), intentó sacar una pistola que llevaba en el cinturón para evitar ser apresado, pero la celeridad de un agente francés, que le encañonó en la cabeza con su arma, y el hecho de que llevase las manos en los bolsillo, lo que relantizó su intentona, le disuadió de utilizarla, según informaron fuentes de la investigación a la agencia Vasco Press. Además, tras el arresto, el dirigente etarra se orinó en los pantalones. Junto a Iriondo, supuesto jefe de los comandos tras la caída de Garikoitz Aspiazu, Txeroki, fue arrestado su presunto lugarteniente, Eneko Zarrabeitia, y el liberado (a sueldo) Aitor Artetxe.