sandías
La Guardia Civil registra un coche cargado de comida en la frotera del Tarajal-1
FRONTERA

“Estamos hartos de decomisar sandías”

España y Marruecos abren la mano al tránsito de mercancías por la frontera aplicando oficiosamente el régimen de viajeros pero solo admiten pequeñas cantidades

Sandías y manifestaciones

  Me trae una sandía de quince kilos a la sede. La deja allí, sonriendo dice que es un regalo para mi. Extrañada digo que no pero desaparece sin que me de tiempo a darle las gracias. La conozco desde hace tiempo: está sola criando a una hija y a una nieta de la misma [...]

Presentan pimientos dulces más digestivos y sandías de tamaño intermedio

La Fundación Ruralcaja ha presentado hoy pimientos dulces, con pocas semillas y más digestivos y sandías de calibres intermedios, entre 3 y 5 kilos, que permiten la venta por unidad y no por peso. Éstas son algunas de las investigaciones presentadas hoy en el Centro de Experimentación que Ruralcaja tiene en Paiporta, dedicado a la investigación de nuevas variedades hortícolas que se adapten a las demandas de los consumidores y de técnicas de cultivo que sean rentables y competitivas para los agricultores, han informado fuentes de la entidad.  Entre los productos más llamativos figuran los pimientos «sweet bite», de pequeño tamaño, color amarillo, naranja o rojo, con pocas semillas y más digestivos que los habituales. En la sandía, la investigación se ha centrado en mejorar su calidad y lograr tamaños intermedios para que su venta sea más cómoda y rápida, ya que el precio se marca por unidad y no por peso.

Otros productos dados a conocer son variedades más picantes en busca del consumidor procedente de países donde la cocina contiene sabores más fuertes. Respecto a nuevas técnicas, Ruralcaja ha presentado un proyecto dirigido a evitar el colapso del melón piel de sapo, una enfermedad que afecta al sistema radicular y provoca la muerte de la planta. Además, la fundación participa junto a la Conselleria de Agricultura y la Universidad Politécnica de Valencia en una investigación sobre el control de la «tuta absoluta», una plaga de nueva introducción que afecta al cultivo del tomate.

Actualmente se están estudiando métodos de control como la «confusión sexual», basada en la emisión de feromonas que despistan al macho y evitan nuevas reproducciones. Los resultados preliminares de este «control biotecnológico» son óptimos en cuanto al control de la plaga, si bien ahora debe estudiarse la reducción de los costes de este método para que pueda utilizarse mayoritariamente por el sector. La Fundación Ruralcaja también participa con la Conselleria de Agricultura en un proyecto de búsqueda de técnicas de producción que permitan cosechas racionalizando el uso de productos fitosanitarios, entre ellas la «carta nutricional», cuyo propósito es ajustar la fertilización para dar a la planta las dosis que necesita y evitar la contaminación de su uso excesivo, y el «control biológico», que consiste en utilizar insectos depredadores que acaban con los insectos causantes de la plaga.