La Empresa del Alumbrado sospecha que una obra de ACEMSA picó el cable que provocó el último apagón


La Empresa del Alumbrado sospecha que una obra de ACEMSA picó el cable que provocó el último apagón

- El cable dañado es de 18.000 voltios y el operario que lo picó pudo haberse quedado en el sitio

- Se rompieron las protecciones y el aislante, pero no se llegó al conductor, quien lo dañó lo tapó con un tubo de saneamiento como los que usa ACEMSA y no notificó nada

- La normativa obliga a consultar a los servicios afectados antes de hacer una obra del tipo de la que picó el cable

El animal que pudo provocar el apagón del pasado sábado tenía dos patas, piernas en este caso, cabeza, manos y capacidad de comunicación, aunque no la usara, y no se quedó calcinado y pegado al cable de 18.000 voltios que picó de milagro. La Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta no descarta pedir responsabilidades por lo sucedido una vez se cerciore y ponga nombre y apellidos a la empresa que picó el cable en el entorno de la calle Molino que provocó el último apagón, cuando algunas zonas de Ceuta estuvieron sin suministro eléctrico cerca de tres horas. Tras las comprobaciones realizadas por los técnicos de la empresa este miércoles todas las sospechas apuntan a una obra de ACEMSA. Una circunstancia que ya medio insinúo la propia Román en su comparecencia del lunes cuando fue especialmente dura tanto con Endesa como la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta. Y el relato de ésta última apunta a que pudo haber negligencia, si bien la empresa no quiere lanzar aún acusaciones concretas hasta atar bien todo lo sucedido.

Según fuentes de la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta, durante las comprobaciones realizadas este miércoles se localizó el punto exacto de la red que hizo saltar casi todo el suministro. Está en el entorno de la calle Molino, a escasos metros de un centro de transformación.

Se ha encontrado un cable picado con el aislante deteriorado y sustituido por un tubo roto de saneamiento del tipo de los que usa la red que gestiona ACEMSA. La empresa habría realizado unas obras en esa zona aproximadamente un año antes. Y por lo visto por los técnicos todo a punta a que la empresa encargada de los trabajos rompió las protecciones de ladrillo y el aislante con alguna clase de pico, ya sea neumático u otro, dejando el cable muy dañado. No notificó la incidencia y optó por tapar el cable con un tubo roto de saneamiento, lo que habría provocado que el cable de 18.000 voltios se haya ido deteriorando con el paso del tiempo hasta que el pasado sábado no pudo más y provocó un cortocircuito.

El relato de los técnicos es espeluznante y deja en anécdota el cortocircuito y el apagón en comparación con lo que pudo pasar.

“Han picado el cable, lo han visto, lo han tapado y no le han dicho nada a nadie”, explican desde la empresa. “Corrieron el riesgo de quedarse pegados. No han tocado el conductor, pero se han quedado muy cerca. El cable es de 15.000 voltios. Lo del apagón es una anécdota comparado con lo que podía haber pasado”, relata una fuente de la empresa. El operario se habría quedado en el sitio y la luz habría saltado al instante apenas hubiera picado unos centímetros más. Poco más abajo del cable picado, la Empresa del Alumbrado ha encontrado una tubería de la red de saneamiento con aspecto de haberse renovado de forma reciente.

Sorprende que los responsables de los trabajos no comunicaran nada. Algo que podría haber evitado el apagón del pasado sábado, dado que la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta hubiera podido reparar el cable antes de que con el paso del tiempo se haya ido deteriorando. “Lo dejaron con vida, pero estaba más muerto que vivo”, explica coloquialmente un responsable de la Empresa del Alumbrado.

Entre las razones para no dar aviso de lo hecho y tratar de maquillarlo hay una que no se le escapa a los responsables de la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta: el más que probable incumplimiento de la normativa que obliga a consultar a los servicios afectados cuando se va a realizar una obra como la que se llevó a cabo en la calle Molino. Esto es, consultar los planos de la Empresa del Alumbrado Eléctrico en la zona, los de Alumbrado Público, los de Telefonía y los de ACEMSA. “Aquí somos cuatro”, zanjan desde la Empresa del Alumbrado, que sin haber tenido tiempo para cerciorarse en los archivos si recibieron solicitud alguna para aquellas obras y tirando de memoria están casi convencidos de que nadie consultó nada. “Es casi seguro que no, está muy cerca de un centro de transformación y si nos hubiera pedido algo quien fuera enseguida le hubiéramos respondido porque es un sitio complicado”, aseguran fuentes de la Empresa del Alumbrado.

La misma fuente considera que la metedura de pata es doble: “una por picar el cable y otra por callarlo”.

“Nosotros estamos haciendo inversiones muy importantes, no sólo en renovar cables también en instalaciones inteligentes. Y cada vez que se va la luz el chaparrón que nos cae es importante y no siempre la culpa es nuestra. Las averías a veces no se pueden evitar por más que uno quiera”, resumen en la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta para explicar su cierto malestar por aparecer siempre como culpables y concretamente tras este apagón, cuando finalmente la responsabilidad no sólo no fue suya sino que pudo haber hasta una negligencia por el medio de un tercero.

Y es que la consejera de Fomento, Susana Román se mostró contundente el pasado lunes tras reunirse con la Empresa del Alumbrado Eléctrico de Ceuta y Endesa para aclarar las causas del apagón. E incluso el mismo sábado a través de nota de prensa el Gobierno se mostró disgustado con la situación. Ahora todo apunta a que una obra responsabilidad de ACEMSA podría haber provocado el apagón del pasado sábado, con lo que la pelota vuelve al tejado de la Administración Local.

Lea también:

- Román exige soluciones para evitar apagones por causas aparentemente menores

- El Gobierno abrirá un expediente informativo por el apagón y convoca a las dos empresas el lunes

- Un animal, posible causa del apagón que ha dejado sin luz a gran parte de Ceuta