SE ACUMULAN LOS PROBLEMAS

El ICD se queda sin fisioterapia tras la renuncia de Arasti Barca a prorrogar el contrato vencido

El ICD se queda sin fisioterapia tras la renuncia de Arasti Barca a prorrogar el contrato vencido
Araceli García, gerente del ICD
Araceli García, gerente del ICD  

El Instituto Ceutí de Deportes (ICD), dependiente de la Consejería de Turismo y Deporte, se ha visto obligado a interrumpir hasta principios de mayo el servicio de fisioterapeuta de la piscina del complejo Guillermo Molina después de que la empresa adjudicataria, Arasti Barca, haya comunicado que no ejecutará la prórroga del contrato que ha vencido hoy.

Los técnicos del ICD ya se encuentran realizando los trámites de la nueva contratación, teniendo previsto reanudar el servicio “a la mayor brevedad posible”, explican desde la Ciudad en un breve comunicado.

La suspensión del servicio de fisioterapeuta del ICD se suma a la cadena de problemas en la prestación de servicios, con los retrasos en el pago a proveedores y con la licitación de contratos, que ha llevado, por ejemplo, a encomendar también a Tragsa la contratación de monitores de natación.

Hace apenas una semana, CCOO de Ceuta presentaba una demanda de conflicto colectivo ante la Inspección de Trabajo por incumplimiento de la obligación de pago de salarios a sus trabajadores, que corresponde a la empresa Limpiasol, por los servicios de limpieza de las instalaciones del Instituto Ceutí de Deportes. La empresa solo ha abonado a sus empleados el 50% de nómina y no cobrarán hasta que el ICD abone las cantidades que adeuda por la prestación de servicios que se encuentran en prórroga y sin contrato.