CONTROLES

Otro lunes de colapso en el lado marroquí de la frontera

Otro lunes de colapso en el lado marroquí de la frontera
Frontera del Tarajal-1
Frontera del Tarajal-1  

Los controles en el lado marroquí del paso fronterizo del Tarajal ralentizan un lunes más la entrada de personas en la ciudad autónoma y a este lado de la frontera empiezan a acumularse los vehículos en la explanada de Loma Colmenar, paso previo para cruzar el paso. El lunes empieza a torcerse en la frontera que separa Ceuta de Marruecos. El lado marroquí presenta ya una gran aglomeración de personas y el tránsito es “muy lento”, confirman fuentes de Delegación de Gobierno que precisan eso sí que no se ha cerrado el paso en ningún momento, tampoco en Bab Sebta.

Pese a que la mañana comenzó con cierta fluidez, sin problemas en la entrada de las muchas mujeres marroquíes con contrato de empleadas de hogar, con el paso de las horas las autoridades marroquíes han reforzado los controles ralentizando el paso en Bab Sebta. Un colapso que se está también dejando notar en dirección contraria. En la explanada de  Loma Colmenar, paso previo para cruzar en coche el paso fronterizo y evitar atascar la N352 hay ya “diez filas de coches” esperando a pasar, explica a Ceuta al Día un empresario del Tarajal, que lamenta que este lunes las naves “están casi todas cerradas” y el polígono comercial “está desierto”.