REMODELACIÓN DEL CENTRO

El proyecto de reforma de Gran Vía contempla diez fuentes ornamentales y un jardín vertical

El proyecto de reforma de Gran Vía contempla diez fuentes ornamentales y un jardín vertical

Poco se sabe de la “reforma integral” de la Gran Vía, Alcalde Sánchez Prado y la calle Jáudenes, pero la licitación de la contratación de un estudio técnico de tendidos eléctricos y conducciones de agua encargado por Procesa desliza una pista: el Gobierno quiere fuentes, diez en concreto, y ornamentales, así como un jardín vertical de siete metros de altura en la esquina de Vitori Goñalons.

Entre los objetivos del estudio, amén del rediseño de la red de alumbrado o la del saneamiento y canalizaciones “para infraestructuras”, se plantea además la necesidad de un “estudio de instalación hidráulica para diez fuentes ornamentales” dentro del proyecto integral de remodelación de la zona centro.

Diez fuentes ornamentales a repartir por los 243 metros de largo de la avenida Sánchez Prados, la plaza Virgen de África, los 230 de la calle Jáudenes y aledaños (que incluyen la plaza Menahem Gabizón, la calle Queipo de Llano, en parte peatonal; la calle Gómez Marcelo y los 166 metros de la unión de las calles O’Donnel y Pepe Serón.

Un proyecto de reforma integral “totalmente definido” pensado, explica Procesa en el pliego de prescripciones técnicas, “con el fin de unificar la imagen de toda la zona y solventar los problemas que existen debido al deterioro provocado por el tiempo y la existencia de barreras arquitectónicas que la Ciudad Autónoma tiene la obligación de eliminar”. Todo, apunta, “para darle una nueva imagen al centro respetando el carácter histórico”.

El estudio, que sale a concurso por un precio inicial de 19.614 euros, se adjudicará a la mejor oferta económica ya que, alega el pliego de condiciones “el proyecto se encuentra suficientemente definido y no precisa de más concreción”.

Ya en el mes de enero, Procesa licitó la contratación de otro estudio, en este caso por algo más de 17.000 euros y que contempla el diseño de tres nuevas marquesinas para los accesos a los aparcamientos subterráneos, así como la remodelación de los accesos y salidas para vehículos, la eliminación del escenario que disimula el centro de transformación del parking; un nuevo cerramiento para los restos del antiguo Convento de los Trinitarios y la eliminación de barreras, modificando rasantes en la Avenida Sánchez Prados.

Un jardín vertical

Obras a las que se suma el diseño y construcción de un jardín vertical de siete metros de altura en la plaza casi invisible de la esquina de Gran Vía y Vitori Goñalons. El proyecto también contempla la reubicación de la estatua de Sánchez Prados.