PROCESO SELECTIVO

El reconocimiento médico deja a solo 34 opositores en la pugna por las 9 plazas de la Policía Local

El reconocimiento médico deja a solo 34 opositores en la pugna por las 9 plazas de la Policía Local
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El proceso selectivo para adjudicar nueve plazas en la Policía Local se ha convertido en una especie de gran prueba ciclista. Como el Tour, en estas oposiciones no se alcanza el gran éxito en todas las etapas pero se pueden perder todas las opciones en cualquiera. Tras el reconocimiento médico, los preliminares, un habitual "trámite" que apenas suele descabalgar a un porcentaje ínfimo, solamente quedan 34 candidatos en liza.

Según han precisado fuentes del Tribunal a Ceutaldia.com, de las 59 personas que presentaron los informes requeridos para superar el examen médico únicamente 34 han sido considerados aptos y otros 23 no aptos. Dos no llegaron a presentarse siquiera. De esta forma, ya son menos de cuatro los opositores que, de media, se disputarán cada plaza en liza, una ratio inusitadamente baja.

El reconocimiento médico incluía pruebas para detectar distintas causas de exclusión recogidas en las bases de la convocatoria (desde "obesidad o delgadez manifiesta" hasta alteraciones respiratorias pasando afecciones cardiacas o de huesos, retinopatías, tartamudez, epilepsia, alcoholismo, cualquier enfermedad infectocontagiosa...). El examen debía ser realizado por los asesores médicos designados y los aspirantes tenían que aportar  varias “pruebas complementarias”, en concreto “analítica de sangre y orina, electrocardiograma con indicación de la presión arterial, espirometría forzada y agudeza visual”. 

El punto polémico lo han apreciado algunos observadores en el requerimiento adicional del historial médico completo que no todos han podido aportar, con lo que “no se ha completado en igualdad” esta criba eliminatoria, opinan algunas fuentes con experiencia en procesos similares. De hecho, "no presentar la documentación requerida” o no hacerlo en la "forma" exigida han sido las causas de ‘no apto’ más frecuentes.

El Tribunal se ha reunido este lunes para analizar las 7 alegaciones presentadas contra los dictámenes médicos (elaborados por dos profesionales del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Ciudad Autónoma) de disconformidad con la aptitud de los aspirantes y no ha aceptado los argumentos de ninguno de sus firmantes.

Acto seguido comenzó el primer ejercicio, la prueba psicotécnica, que consisten en “un test de carácter eliminatorio orientado a comprobar que las actitudes y rasgos de personalidad de los aspirantes son los más adecuados para la función policial a desempeñar". Se evalúan dos tipos de factores: por un lado, las “actitudes intelectuales” (inteligencia general, razonamiento lógico, comprensión y fluidez verbal, aptitud numérica, aptitud verbal, aptitud espacial y aptitud mecánica, memoria y atención); por otro, “características de la personalidad”, esto es, “madurez, estabilidad emocional, responsabilidad, autocontrol, capacidad de decisión/acción/iniciativa, motivación personal y social, sociabilidad, flexibilidad, así como capacidad de trabajo en equipo”.

 

Pruebas práctica, físicas y de conocimiento

Siguiendo con el símil ciclista, a los candidatos todavía les queda lo que supuestamente iba a ser la media y alta montaña. Al test psicotécnico seguirá una entrevista personal “para verificar la interpretación de los resultados” y, a continuación, las pruebas prácticas, físicas y de conocimiento.

La primera, muy criticada, tendrá como finalidad que cada aspirante “demuestre que tiene perfecto conocimiento del medio en el que va a desarrollar su trabajo”. A tal efecto, a cada opositor se le facilitará un vehículo con el que, acompañado por varios miembros del Tribunal, se trasladará a uno o varios “sitios o lugares” de la ciudad que previamente le sean indicados.

Con las pruebas de aptitud física se buscará “conocer el grado de desarrollo de las cualidades de los aspirantes” y ordenarlos desde el punto de vista físico-deportivo “en función de la suma total de puntos obtenidos en cada uno de los ejercicios”:  natación (50 metros), carrera de obstáculos, 8x6 metros, lanzamiento de balón medicinal (de 5 kilos los hombres y de 3 las mujeres), carrera de velocidad (50 metros lisos) y carrera de resistencia (1.500 metros los valores y un kilómetro las féminas).

La prueba de conocimiento consistirá en desarrollar por escrito tres temas elegidos al azar durante un periodo de cuatro horas y treinta minutos. La lectura del ejercicio será pública.