MESA DE NEGOCIACIÓN

Los sindicatos amenazan con protestas y los Juzgados al Gobierno si aprueba su "vergonzosa e injusta" RPT

Los sindicatos amenazan con protestas y los Juzgados al Gobierno si aprueba su "vergonzosa e injusta" RPT
Kissi Chandiramani, durante una reunión de la Mesa Negociadora
Kissi Chandiramani, durante una reunión de la Mesa Negociadora  

UGT, CCOO y CSIF abandonan la Mesa de Negociación por la "inexistente voluntad de diálogo" del Gobierno, que a su juicio pretende "perpetuar una situación njusta y coartar, dándole carta de legalidad, cualquier posibilidad de negociación para subsanarla e impedir actuaciones administrativas o judiciales en defensa de los empleados públicos". Chandiramani insiste en que solo es "la casilla de partida".


Los tres sindicatos con representación en la Ciudad Autónoma, UGT, CCOO y CSIF, han abandonado la reunión de la Mesa General de Negociación convocada para este lunes con la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Administración local como único punto a tratar.

Casi simultáneamente, la consejera de Recursos Humanos, Kissy Chandiramani, decía en el puerto estar esperando propuestas de los sindicatos "para ver si son o no viables" para mejorar un documento que ve como una "casilla de partida" que "la Ciudad y sus empleados públicos necesitan para tener seguridad jurídica". "No voy a poner fechas a su elevación al Consejo de Gobierno pero sí quiero que quede concretada, previsiblemente para mayo, la convocatoria de la Comisión de Valoración", ha augurado.

En un comunicado conjunto, las centrales han explicado que en las dos semanas que han tenido para estudiar el documento han constatado que que se trata de una propuesta "profundamente injusta y vergonzosa, producto de la desidia y el favoritismo con el que esta Administración ha gestionado desde hace mucho tiempo un recurso tan importante como lo son sus empleados públicos".

A su juicio, con esa RPT "se pretende perpetuar esta injusta situación y coartar, dando carta de legalidad a la misma, cualquier posibilidad de negociación para subsanarla, así como impedir cualquier tipo de actuación tanto administrativa como judicial que se pudiera emprender en defensa de los empleados públicos".

Ante esta "imposición" de la Administración los sindicatos, tras "una exhaustiva exposición de los motivos por lo que no estamos de acuerdo con dicho documento", han abandonado la Mesa por "la inexistente voluntad de diálogo" del Gobierno, al que han advertido que "de persistir en la aprobación del citado documento emprenderemos todas las medidas legales que estén a nuestro alcance sin descartar movilizaciones en protesta por esta manifiesta agresión a los derechos del conjunto de los empleados públicos de la Ciudad".