SOLO VENTA ON LINE

La taquilla del Teatro del Revellín echa el cierre sin fecha de reapertura

La taquilla del Teatro del Revellín echa el cierre sin fecha de reapertura
Taquilla del Teatro del Revellín, cerrada
Taquilla del Teatro del Revellín, cerrada  

Desde el 1 de enero de 2019, el Teatro Auditorio del Revellín no es para analógicos. Si usted es de los que prefiere acercarse a la taquilla y llevarse sus entradas en el bolso, de momento olvídese. La taquilla del Teatro ha echado el cierre al caducar el contrato de gestión sin que se haya renovado la licitación, “por un problema burocrático”, según ha explicado a Ceuta al Día el consejero de Cultura, Javier Celaya.

El contrato de gestión de la venta física de entradas para el Teatro Auditorio del Revellín, la taquilla, expiró en 2018 sin que se haya licitado a tiempo para mantener activo un servicio que ya había sido prorrogado durante tres meses para redactar la licitación y que, incomprensiblemente ha vuelto a retrasarse, obligando a la taquilla a echar el telón, en silencio, casi haciendo mutis por el foro. .

De momento, a la espera de licitar y adjudicar de nuevo el contrato, la compra de entradas para los espectáculos del Teatro será posible solo on line. Celaya confía en que se pueda retomar el servicio de compra  presencial “a finales de mes o comienzos de febrero”, aunque aún no ha comenzado el proceso de licitación.

Mientras tanto, aquellos que no puedan, no sepan o no quieran comprar sus entradas a través de la web del Teatro del Revellín, el consejero de Cultura, Javier Celaya, recomienda acudir a las oficinas de la propia Consejería, en la Manzana del Revellín, donde funcionarios de la Ciudad le asesorarán y ayudarán con sus entradas, asegura.

El problema no inquieta al consejero, que apunta que están vendidas todas las entradas para los espectáculos programados para enero y febrero (Manu Sánchez y Antonio Orozco), amén de los gratuitos. En ambos casos, además, la gran mayoría de la venta de entradas se realizó por medios electrónicos, especialmente en el caso de Antonio Orozco, que despachó sus localidades en apenas una hora.