ISABEL SÁNCHEZ Y LYDIA VALENTÍN

Las deportistas dan un paso al frente en la Gala del Deporte de Ceuta 2018

Las deportistas dan un paso al frente en la Gala del Deporte de Ceuta 2018
Lydia Valentín
Lydia Valentín  

Una tiene la triple corona de halterofilia, medallista olímpica y apunta alto para Tokio 2020. La otra llevó al baloncesto femenino español a lo más alto, éxitos que no solo logró como jugadora sino que prolonga ahora como seleccionadora nacional. Lydia Valentín e Isabel Sánchez, dos grandes del deporte español por méritos propios, una sevillana, la otra ponferradina, y las dos han querido cruzar el Estrecho para apoyar al deporte ceutí en la Gala del Deporte 2018.

Ambas han venido de la mano de otro grande, este sí caballa, José Ramón Díaz Flor, quien desde su trabajo en el Centro de Alto Rendimiento ha querido mostrar su ciudad y los muchos deportistas que aquí hay pese a l reducido tamaño de la ciudad autónoma. Díaz Flor, “deportista de alma, cuerpo y mente”, le describió el consejero de Deportes, Emilio Carreira, se hizo a un lado para ceder el protagonismo a quien se lo merece, las dos campeonas que este año harán de madrinas de la Gala del Deporte. “Yo soy ya historia y jurásica”, bromeó el director de las Blume, cediendo el micrófono a una Isabel Sánchez, “encantada desde el primer momento que puse el pie en el helicóptero” y dispuesta conocer a fondo el baloncesto local.

Sánchez, historia con mayúsculas del baloncesto femenino, es una de las claves del resurgir de la liga femenina, que por primera vez cuenta con un patrocinador y se televisan los encuentros confía en que el momento dulce que vive este deporte, tras muchos años a la sombra del baloncesto masculino, sea “un impulso” para las más jóvenes y que ayude para que las mejores jugadoras españolas puedan jugar en su país y no en otras ligas.

Isabel Sánchez, como Lydia Valentín, son ya dos referentes para las nuevas generaciones, un ejemplo a seguir. “Sin referentes es muy complicado”, reconoce la haltera, que reconoce que en disciplinas como la suya “tiene que haber un profesional y unas instalaciones además”. Algo difícil en ciudades pequeñas como Ceuta, “pero si no vengo yo y lo hago”, propone resuelta.

Carreira Isabel Sánchez Lydia Valentín José Ramón Díaz Flor