INFORME SOBRE EL MERCADO LABORAL

Ceuta importa 2.000 trabajadores cualificados cada año

Ceuta importa 2.000 trabajadores cualificados cada año
Oficina de Empleo en la calle Pedro de Meneses.
Oficina de Empleo en la calle Pedro de Meneses.  

Casi la mitad de los contratos de trabajadores cualificados firmados en Ceuta en la última década han de recurrir a la importación de mano de obra, lo que supone hasta un 17,5 por ciento del total de contratos. ¿”Falta de cualificación? ¿Falta de competitividad?”, se pregunta el informe sobre el mercado laboral encargado por la Mesa por el Empleo al catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia, Joaquín Aranda. Una pregunta retórica que el autor del informe (todavía borrador) deja en el aire pero a la que pone una cifra: 2.000 contratos al menos cada año. “Su reducción a la mitad daría lugar a más de un millar de contratos anuales, dirigidos aparados locales”.

El mercado laboral ceutí  reparte la creación de puestos de trabajo en dos mitades divididas casi al 50 por ciento en entre cualificados y no cualificados. En el segundo capítulo la contratación de foráneos, según el estudio de Joaquín Aranda, se concentra en los artesanos y trabajadores cualificados en la construcción e industrias manufactureras y suponen uno de cada cuatro directores de empresas; el 19 por ciento de los técnicos y profesionales de apoyo; y el 15 por ciento de operadores e instaladores de maquinarias y montadores. Todos contratos que terminan yéndose fuera de la ciudad autónoma.

Para los ceutíes se quedan el resto de los contratos, un 60 por ciento a personas de baja o muy baja formación, es decir, con la ESO como nivel máximo de formación y que en su mayoría tienen denominación de origen en Ceuta. “Lo que más se contrata en Ceuta –concluye el estudio- son camareros asalariados, vendedores en tiendas, personal de limpieza, albañiles, recogedores de residuos, ayudantes de cocina, empleados administrativos con tareas de atención al público, peones de transporte de mercancías y vigilantes de seguridad. Trabajos que “suponen el 50 por ciento de la contratación en Ceuta”, concluye el estudio.

Cae la contratación

Una circunstancia a la que hay que añadir la fuerte caída de la contratación, que alcanzó su máximo en 2010 con más de 20.500 contratos. “Cifra lejos de recuperarse”, sentencia Aranda en su estudio, que detalla solo un aspecto positivo: el leve aumento de la contratación indefinida, que creció dos puntos desde 2009 “claramente por encima de la media nacional”, en total 6.083 contratos indefinidos, lo que equivale a la cuarta parte de la afiliación de la Seguridad Social de 2016.

Una mejoría muy leve que no logra solapar el verdadero problema, la temporalidad. Las relación entre contratos realizados y personas contratadas es ligeramente inferior a dos, señala el informe. Es decir, el número de personas que han conseguido un contrato equivale a la mitad del número de contratos realizados, “una consecuencia de la duración de los contratos, “inferior habitualmente a los tres meses”.