FERIA DE EMPLEO JOVEN

Paro juvenil: un problema político para Delegación, también una cuestión de natalidad para la Ciudad

Paro juvenil: un problema político para Delegación, también una cuestión de natalidad para la Ciudad
Jornada inaugural de la III Feria de Empleo
Jornada inaugural de la III Feria de Empleo  

La III Feria de Empleo Joven ha sido el escenario sobre el que Delegación de Gobierno y Ciudad, personificadas por su asesor en materia económica, Roberto Rodríguez, y el consejero de Educación, Javier Celaya,  han mostrado sus diferencias también en torno a las causas del paro juvenil. Para Rodríguez, el desempleo juvenil, por encima del 63 por ciento, es un problema “estructural” de la ciudad; para Celaya es también una cuestión demográfica.


Decenas de jóvenes desempleados han asistido este miércoles a la apertura de la III Feria de Empleo Joven de la Cámara de Comercio. Esperaban, como es de rigor, los acostumbrados discursos institucionales, pero estamos en campaña electoral y cualquier espacio suscita el debate y más si sobre la mesa está uno de los eternos problemas de Ceuta: el paro joven, que según Eurostat se sitúa en el 62,4, la segunda más alta de la Unión Europea.

En la clave de la solución están (más o menos) todos de acuerdo: formación, nuevas tecnologías, emprendimiento… Donde se discrepa es en las causas. Para el asesor de Delegación de Gobierno en materia económica, Roberto Rodríguez Calderay estamos ante un problema “estructural”. “El poder político no ha sabido crear un tejido empresarial que cree empleo”, lamenta el asesor de Salvadora Mateos que aboga por la formación, especialmente en nuevas tecnologías,. Para buscar el hueco de Ceuta en la revolución digital.

Para el consejero de Educación y Cultura, Javier Celaya, además de cuestiones macroeconómicas no hay que pasar por alto un factor clave, el demográfico. Sin olvidar el geográfico. “Ceuta tiene esos condicionantes. El puerto y la frontera que limitando nuestra capacidad de generar empleo, el consumo interior llega hasta donde llega, porque tiene también sus debilidades y luego es verdad que en comparación el resto del territorio de España tenemos esa tasa de natalidad superior al resto, son datos evidentes”.

La Ciudad se recurre de nuevo al factor demográfico para atemperar el problema del desempleo. Si en términos globales apunta al crecimiento de la población de Ceuta empujado por el retorno de inmigrantes a Ceuta para explicar las tasas de paro crecientes pese a que crece la contratación y el número de afiliaciones a la Seguridad Social, en el caso del paro joven, que afecta a seis de cada diez ceutíes menores de 30 años, se señalan las elevadas tasas de natalidad de la ciudad autónoma.

“Hay estudios económicos que dicen que para que un país se desarrolle económicamente, su economía tiene que crecer cuatro veces más de lo que crece su población. La media de un país occidental es que tenga una tasa de natalidad de alrededor del 10 por mil y que le acompañe una tasa de mortalidad de un 9 u 8 por mil. Si la población de un país crece a un ritmo de un 0,2 por ciento, y su economía un uno por ciento, un crecimiento realmente minúsculo del PIB ya estaría creciendo cinco veces más con lo cual a la hora de distribuir esa renta per cápita entre los habitantes la media de todos los ciudadanos es más rica, sin embargo cuando la población crece a un ritmo superior de lo que crece la capacidad económica del sistema, tenemos un problema”.

Celaya subraya que no niega la problemática del paro, es solo una “matización”. “Cada uno ve las cosas desde su ángulo, pero el objetivo es común”, zanjaba.