EN 133 DÍAS

Los porteadores llevaron a Marruecos 27.000 toneladas de mercancías en 2018 por 'Tarajal II'

Los porteadores llevaron a Marruecos 27.000 toneladas de mercancías en 2018 por 'Tarajal II'
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Gobierno de Ceuta estima que durante los 133 días que permaneció abierto en 2018 el paso del 'Tarajal II', habilitado exclusivamente para el tránsito peatonal de los hombres y mujeres marroquíes que se dedican a llevar a su país productos pese a la ausencia de aduana comercial, los porteadores del Reino alauita sacaron de la ciudad autónoma 27.075,9 toneladas de mercancías.

Según los datos del informe que analizará esta semana el Observatorio del Comercio, un foro que reúne a las instituciones con los agentes sociales, el año pasado el 'Tarajal II' estuvo abierto 69 días para la entrada y salida de mujeres con bultos (los lunes y miércoles) y 64 martes y jueves, jornadas reservadas para los hombres. En total se registraron más de 300.000 entradas y salidas de personas para portear.

A una media de 2.090 mujeres y 2.538 hombres por día, las féminas transportaron en el marco del denominado 'comercio atípico', una actividad que Marruecos considera “contrabando” pero que consiente como economía de subsistencia para miles de porteadores, un total de 12.826 toneladas y los varones, 14.248.

Al margen del comercio transfronterizo a pie cada día de lunes a jueves entra en Ceuta un millar de vehículos con el mismo propósito de regresar a Marruecos con mercancías, habitualmente textiles o productos alimenticios que se benefician de las ventajas fiscales de la ciudad española norteafricana y de la inexistencia de tasas aduaneras formales en la frontera del Tarajal.

El Gobierno de Ceuta cuantificó oficialmente por primera y única vez el peso económico del porteo hacia Marruecos en el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) 2014-2020, documento en el que lo cifró en “266 millones de euros, una cifra equivalente al 38,2% de las compras al exterior que realiza la ciudad de productos no energéticos”.