Procesa estudia una nueva línea de ayudas para apoyar la apertura de los comercios domingos y festivos

Imagen de recurso.

Comisiones Obreras de Ceuta ha reabierto esta semana el debate sobre los horarios comerciales, un asunto con interrogantes siempre abiertas: ¿A quién beneficia un comercio que abre en domingo o festivo? ¿Al consumidor que quiere m´s margen para hacer sus compras? ¿A empresario porque aumenta las ventas? ¿A la Administración que recauda más ingresos?

La Ciudad Autónoma se ha colocado, con Madrid, a la vanguardia total: permite, no obliga, la apertura de establecimientos comerciales todos los domingos y festivos del año. Con 'Eroski' al frente del Centro Comercial se podía comprar el primer domingo de cada mes y otras excepciones como el periodo navideño.

'Carrefour' ha pisado el acelerador y, a modo de locomotora, ha arrastrado al esto de establecimiento de 'Parque Ceuta' y a muchos otros comercios de la ciudad, a veces con la soga al cuello.

Teóricamente, más libertad para comprar y vender, mejor para todos, pero el sindicato pone la lupa sobre la situación de los trabajadores del sector, que "ha empeorado notablemente, ya que se ven obligados a trabajar domingos y festivos sin recibir una retribución específica por ello haciendo imposible la conciliación de la vida laboral y familiar al prestar sus servicios en las fechas en las que los demás miembros de sus familias disfrutan su descanso semanal".

La patronal está dispuesta a tratar el planteamiento de CCOO con determinadas líneas rojas. Hay mucho gris entre el blanco (Andalucía no consiente la apertura más de diez domingos o festivos al año) y el negro de Ceuta y Madrid. Garantizar la posibilidad de abrir en el periodo de Navidad y Reyes, en verano, los días de llegada de cruceros o en fiestas del país vecino son puntos de acuerdo factible, según todas las fuentes consultadas.

"En principio nuestra idea es mantener la regulación tal y como hasta el momento", han apuntado desde el Ejecutivo, que escuchará lo que concluyan los agentes sociales. Una ley nacional de 2004 regula la libertad de los comerciantes para determinar el horario de apertura y cierre de sus establecimientos y permite a las autonomías introducir sus especificidades sobre unas normas básicas generales: las tiendas pueden abrir un mínimo de diez domingos y festivos al año. Las tiendas de conveniencia, comercios en zonas de gran afluencia turística y con superficie inferior a 300 metros cuadrados  tienen libertad total.

Comisiones Obreras tiene también líneas rojas: quien abra debe hacerlo retribuyendo y compensando al trabajador como marca el Convenio vigente, condiciones que "no vamos a aceptar que se rebajen": con planificación (avisando al menos una semna antes), pagando un plus de jornada del 10% más del salario base, dando un día de asuntos propios por cada 12 tardes de sábado y abonando 49,05 euros por cada domingo más un día de descanso adicional ese mes.

Fuentes del Gobierno de Ceuta han confirmado a Ceutaldia.com que, ahora sí, tras años rechazando propuestas en esa línea de Caballas, PROCESA está "estudiando" cómo implementar una nueva línea de ayudas que sirva para aminorar los costes salariales y sociales que para los comerciantes suponga la apertura comercial sábados por la tarde, domingos y festivos.