RECHAZA PERSEGUIR A LOS ESCOLARIZADOS

Celaya cree necesaria la coordinación con el Ministerio para evitar el fraude en la escolarización de extranjeros

Celaya cree necesaria la coordinación con el Ministerio para evitar el fraude en la escolarización de extranjeros
Accesos colegio Príncipe Felipe.
Accesos colegio Príncipe Felipe.  

Las obras de la N352 han puesto de evidencia el considerable porcentaje de alumnos marroquíes en el colegio Príncipe Felipe, obligados ahora a transitar por un terraplén hasta la calzada para llegar a la frontera para evitar el largo rodeo por Loma Colmenar al que les obligan los desvíos.  El consejero de Educación, Javier Celaya, entiende que ninguno de los dos problemas, el de la escolarización de extranjeros y los accesos al centro educativo, tiene una fácil solución.

Para el primero de los problemas, Celaya propone perfeccionar la coordinación entre administraciones, entre la Ciudad, que revisa puntualmente los empadronamientos fraudulentos, y la Dirección Provincial que, recuerda, solo exige la documentación en la primera escolarización, generalmente entre los 0 y los 3 años y no vuelve a revisarse, por lo que propone “mejorar la coordinación para evitar el fraude”.

Lo que no ve tan claro es la “persecución” de los alumnos marroquíes ya escolarizados. Sería “muy duro” sacar de su entorno escolar a menores ya integrados en sus clases, apuntaba, rechazando actuar contra los alumnos extranjeros que cursan estudios en Ceuta de forma irregular.

Para los accesos al centro, desbaratados por las obras de la N352, no hay solución al parecer. Todas las previsiones se centraron en los accesos para los alumnos de Loma Colmenar o Arcos Quebrados que, aun así, han de realizar una larga ruta por Príncipe Felipe. “Es verdad que hay un volumen importante de alumnos que vive al otro lado de la frontera y eso complica el acceso al colegio por las obras de la N352”, admitía, sin ir más allá, el consejero de Educación