La comunidad educativa del CEIP Reina Sofía transforma el centro en una "escuela de emociones"


La comunidad educativa del CEIP Reina Sofía transforma el centro en una "escuela de emociones"

- El colegio del Príncipe Alfonso desarrolla como experiencia pionera en la ciudad un plan de convivencia bajo el título ‘Una escuela de emociones: A.M.A.T.E.’, siglas que responden a alegría, miedo, asco, tristeza y enfado

- El objetivo es enseñar a los más pequeños a identificar, gestionar y autorregular sus propias emociones y las de los demás "de manera lúdica y divertida"

- Incluye galería de fotos

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Reina Sofía ha acogido este jueves y este viernes bajo el título ‘Una escuela de emociones: A.M.A.T.E.’, siglas que responden a las emociones básicas (alegría, miedo, asco, tristeza y enfado) un plan de convivencia “para cultivar la competencia emocional de toda la comunidad educativa del centro”.

Este viernes todo el centro se se han transformado en “un mercado de emociones” con diferentes talleres en los cuales se ha involucrado a toda la comunidad educativa del colegio del Príncipe Alfonso: alumnado, padres y madres junto a todo el equipo del centro.

Este jueves, sus 700 estudiantes han trabajado en el aula diferentes actividades con el fin desarrollar su Inteligencia Emocional. Para ello se han llevado a cabo actividades como proyecciones audiovisuales, juegos, dramatizaciones, debates, rincón de emociones, murales, cuentacuentos, preparación de material para los talleres de la siguiente jornada, etcétera.

“Utilizamos todo el espacio con diversas postas para elaborar un gran panel de emociones; un taller de meditación para progenitores y niños, otro de cuentos sobre sentimientos contados por madres y padres, una dramatización del 'monstruo de colores', un taller de pintura sobre las emociones, 'coaching' para niños, la radio de las buenas noticias, rincón creativo de las emociones, taller musical, expresión corporal mediante el dado de las emociones…”, han explicado los promotores de la iniciativa.

Los pequeños han ido rotando por todas estas actividades con el objetivo de enseñarles a identificar, gestionar y autorregular sus propias emociones y las de los demás "de manera lúdica y divertida". Se ha tratado de una experiencia “pionera” en Ceuta realizada por todo el equipo del CEIP Reina Sofía, que ha conseguido, "con mucha ilusión", implicar a toda la comunidad educativa en el proyecto, que aspira a convertirse en "un sello de identidad del colegio”.

La comunidad educativa del CEIP Reina Sofía transforma el centro en una "escuela de emociones"